Airbus saca partido de la crisis de Boeing

El fabricante europeo firma 383 pedidos por los 239 de la compañía americana en el mayor salón aeronáutico del mundo

Aviones de Airbus vuelan durante una exhibición en Le Bourget
Aviones de Airbus vuelan durante una exhibición en Le Bourget

El fabricante europeo firma 383 pedidos por los 239 de la compañía americana en el mayor salón aeronáutico del mundo.

Lo que es malo para Boeing suele ser bueno para Airbus. Es la inexorable ley del mercado aeronáutico, que los dos gigantes se reparten casi al completo. Y aunque el fabricante europeo haya dicho, no sin razón, que un problema con la seguridad no es bueno para nadie en el sector, la realidad es que los accidentes de su modelo 737 MAX han sumido a Boeing en una crisis de confianza de viajeros y aerolíneas que ha frenado su actividad. Mientras, al otro lado del Atlántico, Airbus no ha bajado el ritmo.

El Salón Aeronáutico de París-Le Bourget, el más importante del mundo, se ha cerrado esta semana con victoria europea. Airbus firmó acuerdos para vender 383 aviones, mientras que Boeing rubricó 239 después de la sorprendente carta de intenciones que ha firmado con IAG para la compra de 200 aparatos del 737 MAX.

El acuerdo con la matriz de Iberia y British Airways ha permitido a Boeing salvar la cara en el salón. No sólo por el volumen económico de la operación -unos 24.000 millones de dólares a precio de catálogo, si bien IAG asegura que los adquiriría con un importante descuento- sino por el voto de confianza que supone para la firma con sede en Chicago. Para Boeing, el 737 MAX es un avión estratégico. Es su modelo más vendido, ha recibido 5.000 pedidos, de los que ha entregado 387, y cualquier sombra su viabilidad representaría un serio traspiés para la compañía.

Boeing ha asegurado que está en conversaciones con otras compañías aéreas para cerrar acuerdos de venta del 737 MAX, pero no ha ofrecido más detalles. Aunque el primer paso será que rubrique de forma definitiva la declaración de intenciones con IAG. Hasta que no lo haga, Aibus piensa presentar batalla a Boeing, una más en su larga e intrincada rivalidad. El fabricante europeo ha pedido a IAG una oportunidad para competir por el contrato. Su presidente, Guillaume Faury, ya ha anunciado que competirán por el contrato y que se “esforzarán” para hacer una oferta que pueda interesar a IAG.

El contrato de Boeing con el grupo de Iberia ha eclipsado un tanto el gran debut que ha tenido en Le Bourget el nuevo modelo de Airbus, el A321XLR. Con esta aeronave, una versión de mayor alcance que el A321, el fabricante europeo se ha adelantado a Boeing, que todavía está perfilando sus planes para desarrollar un modelo intermedio que, en su caso, se intercalaría entre el 737 y los de más largo alcance 787 y el futuro 777X. Airbus ha firmado 239 pedidos del A321XLR en Le Bourget. Boeing, no obstante, se ha mostrado tranquilo ante el lanzamiento de su competidor. Su vicepresidente, Ihssane Mounir, ha asegurado que el modelo de Airbus sólo es adecuado para una parte del mercado que el fabricante americano espera conseguir con su nueva propuesta para el medio radio