Así será el círculo de confianza de Ana Botín

Javier Marín, consejero delegado, se perfila como su mano derecha en el Santander. De la Dehesa, Blair y Echenique, principales apoyos

Ana Botín, a la salida del funeral por su padre celebrado ayer en la catedral de Santander

La llegada de Ana Botín a lo más alto del primer banco de la eurozona y el tercero del mundo por volumen de beneficios no ha sido, ni mucho menos, una sorpresa. Sí lo es el momento, pues la repentina muerte de su padre, Emilio Botín, el pasado miércoles cogió por sorpresa a todo el mundo. Sin embargo, en su cabeza, y seguramente también en la de su hija, la sucesión era un asunto que tarde o temprano iba a suceder. Aunque el propio Emilio aseguraba recientemente que el relevo no estaba en su mente –«Estoy muy bien, rodeado de mucha gente que me lo hace todo y cada vez con más tiempo libre», decía–, se especulaba con la posibilidad de que anunciase en breve su fecha de salida del banco y su sucesor: 2015 y su hija Ana Patricia.

Hombres fuertes

Ahora, toda vez que los acontecimientos se han precipitado, Ana Botín es ya una de las mujeres más poderosas del mundo. A pesar de que conoce perfectamente la estructura y funcionamiento del «negocio familiar», llega a un mundo dominado por hombres entre los que se encuentran los pesos pesados en los que se apoyaba su padre para la toma de decisiones. Por este motivo, la gran incógnita es ver cuál va a ser su relación con los hombres fuertes de la entidad y quiénes van a ser sus consejeros en la exigente tarea que le espera a partir de ahora.

A corto plazo, no parece que vaya a haber cambios en el consejo de administración del Santander. Este lunes hay convocada junta extraordinaria de accionistas en la capital cántabra, en el que será el estreno de Ana Botín como presidenta del banco. Allí dará su discurso como nueva responsable de la entidad, con un eje principal: continuidad. Otra cosa es qué puede pasar en la cúpula una vez que el luto por Emilio Botín haya pasado y su hija se haga verdaderamente con las riendas. Si termina desencadenándose una guerra de poder entre la vieja guardia pretoriana del banco y las nuevas personas fuertes de la entidad es una incógnita que sólo el tiempo podrá responder.

Por lo pronto, Ana Botín deberá lidiar con la presencia de Javier Marín como consejero delegado. Con poco más de un año en el cargo pero más de 20 en la entidad, apenas ha trabajado con la nueva presidenta, que ha pasado los últimos cuatro años al frente de la filial británica del banco. En teoría, Marín debería ser la mano derecha de Ana Botín, como Alfredo Sáenz lo fue de Emilio Botín hasta su dimisión en abril de 2013. Ahora, fuentes financieras consultadas por LA RAZÓN consideran que Ana Botín seguirá apoyándose en Marín.

Entre el resto de integrantes del consejo de administración del Santander, hay tres nombres que sobresalen por encima del resto en cuanto al papel fundamental que están llamados a desempeñar al lado de la nueva presidenta: Guillermo de la Dehesa, Rodrigo Echenique y Sheila C. Bair. De la Dehesa es actualmente vicepresidente tercero de la entidad y fue secretario de Estado de Economía con Felipe González y consejero delegado del desaparecido Banco Pastor. Por su experiencia y sus buenas relaciones está llamado a ser uno de los hombres fuertes de Ana. Rodrigo Echenique es vocal en el consejo y era una de las personas clave junto con Emilio Botín. No se espera que el presidente de Vocento desempeñe labores ejecutivas de importancia, aunque su gran relación personal con Ana Botín le convertirá en otra de las personas clave en las que podría confiar. Por último, Bair, vocal y consejero de Thomson Reuters, será fundamental en el nuevo organigrama. Se trata de una amiga personal de Ana, con la que ha coincidido durante mucho tiempo en la City de Londres, por lo que sus consejos van a ser tenidos muy en cuenta por la presidenta. Además, contará también con su hermano Javier, vocal en el consejo, que puede facilitar la entrada de Ana en la cúpula del banco.

La visión y la impronta internacional que Ana Botín quiere dar a la entidad –aún mayor que la aportada por su padre– puede provocar que algunos de los que hasta ahora ostentaban un mayor peso con su padre pierdan protagonismo. Es el caso de Fernando de Asúa, vicepresidente primero, y muy amigo de Emilio Botín. Algo distinta es la situación de Juan-Miguel Villar Mir, vocal y presidente de la constructora OHL. Aunque formaba parte del núcleo duro de Emilio Botín, su experiencia le puede granjear la confianza de Ana Botín. Ninguno de los diez bancos mundiales mayores que Santander está presidido por una mujer, y entre las diez mayores entidades financieras europeas la presencia femenina en puestos directivos es de sólo el 5%. En el Ibex 35 sólo hay otras tres mujeres en cargos de igual responsabilidad –en FCC, Bankinter y DIA–. En cualquier caso, la presidenta viene con un cartel espectacular de Reino Unido, con apoyos muy importantes en la City y una fama de trabajadora incansable. No es de esperar, por ello, que el cargo le venga ni mucho menos grande.

Los más cercanos

Javier Martín

Consejero delegado

Con un año en el cargo, se perfila como el principal apoyo en la dirección de Ana Patricia Botín. Sin embargo, ambos apenas sí han mantenido contacto, pues la ahora presidenta del Banco Santander ha estado trabajando en el Santander UK.

Guillermo de la Dehesa

Vicepresidente

Fue secretario de Estado de Economía con Felipe González y consejero delegado del desaparecido Banco Pastor. Su experiencia y buenas relaciones parecen asegurarle una posición importante en el organigrama del nuevo Banco Santander.

Rodrigo Echenique

Presidente de Vocento

El presidente del grupo de comunicación Vocento era uno de los hombres de confianza de Emilio Botín. Su gran relación personal con Ana Botín le puede convertir, sin embargo, en uno de los pilares en los que se apoye.

Sheila C. Blair

Vocal

Amiga personal de Ana Botín, ha coincidido durante mucho tiempo en la City londinense con la presidenta del Banco Santander, por lo que sus consejos serán tenidos muy en cuenta. Es una de las consejeras del grupo Thomson Reuters.

Javier Botín

Vocal

El hermano de Ana Botín parece el apoyo más claro que va a tener la nueva presidenta del Santander en el consejo de administración. Javier Botín fundó en 2008 JB Capital Market, del que en este momento es presidente y consejero delegado.