Así son los nuevos billetes de 100 y 200 euros que han entrado hoy en circulación

Más prácticos, más coloridos y blindados contra los falsificadores

Dos nuevos billetes de 100 y 200 euros
Dos nuevos billetes de 100 y 200 euros

Más prácticos, más coloridos y blindados contra los falsificadores

El Banco Central Europeo (BCE) ha puesto hoy en circulación los nuevos billetes de 100 y 200 euros, que han sido actualizados y blindados con nuevos elementos de seguridad para dificultar la falsificación e impedir su duplicación fraudulenta.

Las nuevas series, incluidas en el modelo Europa, son una segunda impresión de los billetes que comenzaron a emitirse en 2013 junto a los de cinco euros y que han cambiado por vez primera su diseño. Son más prácticos para facilitar su manejo, y aunque su longitud no se ha modificado, es superior cuanto mayor es el valor del billete con la intención de ayudar a las personas con discapacidad visual en su identificación. Son, además, más coloridos, porque incluyen una gran gama de tonos intermedios, de colores cálidos entre el verde y el amarillo, que los hacen más atractivos e identificables. Pero la gran innovación viene dada por los nuevos elementos de seguridad, más tecnológicos, como un holograma con satélite y un número verde esmeralda mejorado, con los que el BCE y los bancos centrales han dado un paso más allá en su protección. También se ha potenciado el control táctil, al tener una impresión en relieve por los dos extremos, para que sea más fácil su comprobación mediante el “método del toque, mire y gire”, explicaron durante la presentación oficial ayer en Roma. Si se mira el billete al trasluz se puede ver la imagen de la princesa Europa, que aparece en dos zonas del billete, en la parte izquierda, en la marca de agua, y en la parte derecha, en la banda metálica, sobre una ventana.

Además, los billetes presentan dos novedades cromáticas para distinguirlos de los anteriores: el número de serie pasa de verde esmeralda a azul oscuro cuando se gira el billete y hay un holograma con satélite, que muestra pequeños símbolos euro que se mueven alrededor del número que indica el valor del billete y que se aprecian con más claridad bajo una luz directa.

Hasta seis años se ha tardado en rediseñar esta nueva serie, que se pondrá en circulación progresivamente en los próximos meses hasta la sustitución total de los anteriores modelos, que seguirán siendo de curso legal, por lo que no habría que sustituirlos.

Los billetes de 100 euros se han imprimido en España, Francia, Alemania, Austria e Italia, y el de 200 euros en Austria, Francia e Italia, y serán los últimos de la serie Europa, pues el de 500 euros se dejó de producir en el año 2016.

El BCE ha iniciado una campaña informativa sobre el nuevo billete, con la publicación de vídeos y el envío de folletos explicativos a tres millones de puntos de venta de toda Europa.