Banco Sabadell busca obtener 1.000 millones de beneficios en tres años

La Razón
La RazónLa Razón

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, y Jaime Guardiola, consejero delegado, han presentado en Londres el Plan Triple 2014-2016, el nuevo plan estratégico de la entidad, en dos sesiones de trabajo diferenciadas: una primera, ayer, con analistas e inversores, y otra, hoy, con los medios de comunicación.

Como ya se había avanzado, este nuevo plan estratégico tiene tres pilares: la transformación del modelo de producción y del balance; la obtención de una rentabilidad de doble dígito, y el asentamiento de las bases para una futura entrada en nuevos mercados internacionales, al mismo tiempo que se optimiza la red de sucursales.

Unos ambiciosos objetivos que quieren alcanzarse fundamentalmente mediante la explotación intensiva de la nueva base comercial del banco, incrementada de forma sustancial durante los últimos ejercicios, tanto por crecimiento orgánico como por las distintas operaciones corporativas llevadas a cabo, así como aprovechando la ventaja que se deriva de la privilegiada posición de Banco Sabadell en el sector de la banca móvil y la banca online. Dos diferenciales competitivos clave en un entorno en el que cada vez más clientes pueden ya considerarse como 100% digitales.

El Plan Estratégico Triple 2014-2016 prevé que Banco Sabadell alcance, en 2016, los 1.000 millones de beneficios netos, gracias a una rentabilidad del 12%. El plan también prevé un ligero aumento del crédito con una media del 1% de crecimiento en el mismo periodo. En los próximos tres años, la entidad quiere captar 10.000 millones de euros en depósitos (+4%) y aumentar en 8.000 millones (+10%) la cartera fuera de balance, así como reducir en 10.000 millones la cartera de créditos fallidos (de 24.400 a 14.400) y en 5.000 millones los activos inmobiliarios problemáticos.

El Plan también incluye el objetivo de incrementar un 50%, en tres años, la productividad por empleado -sin aumentar los recursos y manteniendo el nivel de calidad- gracias a la implementación de un nuevo modelo comercial.

Al mismo tiempo, Banco Sabadell sentará también las bases de una nueva fase en su internacionalización, poniendo en marcha una reestructuración organizativa que permita gestionar de una forma más eficaz esta nueva etapa. A corto plazo, está ya prevista la entrada en nuevos mercados, con un objetivo inmediato en el Proyecto México, que ya ha dado sus primeros pasos, y que debe traducirse en la obtención de una ficha bancaria y la constitución de una entidad filial que pueda operar en aquel mercado.

El Plan Madrid, ejemplo del nuevo modelo de negocio online

Por otra parte, y dentro del desarrollo de Triple, la entidad ha puesto ya en marcha el denominado Plan Madrid, con el que se ha marcado el objetivo de crecer un 50% en Madrid y su comunidad, apoyándose fundamentalmente en un innovador y agresivo modelo de banca a distancia que incluye la especialización de varias sucursales bancarias y gestores financieros, capaces de cerrar, "de forma 100% online", la mayor parte de la operativa.