La banca cobrará a los clientes por los depósitos

Banco Sabadell cree que es algo "inevitable". La entidad gana 786 millones hasta septiembre, un 216% más

Josep Oliú, presidente de Banco Sabadell

Banco Sabadell cree que es algo "inevitable". La entidad gana 786 millones hasta septiembre, un 216% más.

El entorno de bajos tipos de interés prolongados en los últimos años está pasando factura a las cuentas de resultados de los bancos. Las entidades han visto seriamente dañados sus márgenes y, aunque han intentado compensar la caída de ingresos con medidas como el aumento de comisiones, no les han alcanza para compensar la caída. Desde hace tiempo se viene especulando con la posibilidad de que los bancos cobren a sus clientes por sus depósitos. Una opción que Banco Sabadell cree el sector no va a poder eludir.

Durante la rueda de prensa para presentar los resultados de la entidad, su consejero delegado, Jaime Guardiola, ha asegurado que cargar a los clientes el impacto del entorno de bajos tipos de interés es inevitable, si bien dependerá del "juego competitivo"del sector bancario.

"Ese coste para la banca, de alguna forma se tiene que ir repercutiendo. Evidentemente, quien va a guiar eso es el sector de libre competencia, es el juego competitivo el que puede ir administrando ese proceso que tiene toda la lógica que vaya entrando poco a poco", ha sostenido Guardiola, quien no ha querido desvelar si está dispuesto a que Banco Sabadell dé el paso antes que sus competidores. "Hay que ir pensando en que cargar tipos negativos a los clientes por parte del sector es, hasta cierto punto, inevitable. Supongo que eso es lo que espera el gestor de la política monetaria cuando los pone, que tienen que trasladarse de alguna forma a la clientela, y eso va a producirse con una cierta prelación", ha apuntado.

Respecto a la posibilidad de cobrar los depósitos a clientes minoristas, Guardiola se ha limitado a apuntar que el proceso ha empezado con los clientes financieros, seguirá con las empresas y "ya se irá viendo"en función de lo que marque la competencia.

Banco Sabadell ha registrado un beneficio neto atribuido de 783 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un 216% más en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando el beneficio se situó en los 248 millones. Según ha informado este viernes la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos del negocio bancario, lo que incluye margen de intereses y comisiones netas, muestran un crecimiento sostenido con un aumento interanual del 1,6% a nivel grupo, y en términos trimestrales se mantienen estables y crecen a tipo de cambio constante un 0,6%.

El banco presidido por Josep Oliu presenta un margen de intereses de 2.712 millones de euros a cierre de septiembre, un 1,1% menos interanual por la aplicación de la normativa internacional de información financiera 16, relativa a arrendamiento, y menores tipos de interés a largo plazo, mientras que en el trimestre ha crecido un 0,1%, situándose en 906 millones. Las comisiones netas han crecido un 9,1% interanual impulsadas por las comisiones de servicios, el total de costes se ha situado en 2.367 millones y el total de dotaciones y deterioros asciende a 568 millones.

En cuanto al nivel de solvencia, Banco Sabadell ha alcanzado una ratio "CET1 fully loaded"en el 11,4%, y la ratio "CET1 phase in"llega al 12,1%, de modo que la entidad mantiene su objetivo de cerrar el ejercicio 2019 con una ratio de capital "CET1 fully loaded"de, como mínimo, el 11,6%.

El saldo de activos problemáticos asciende a 7.424 millones de euros a cierre de septiembre, de los que 6.391 millones corresponden a activos dudosos y 1.032 millones a activos adjudicados, lo que supone una reducción en el año de 855 millones de euros, y destaca en el trimestre la reducción de 829 millones de euros, principalmente por la venta de carteras. En agosto, Banco Sabadell acordó la venta de una cartera de activos inmobiliarios denominada "Rex"a una filial de Cerberus, participada en un 80% por el fondo y en el 20% restante por el banco, con un valor neto contable conjunto aproximado de 342 millones de euros y un precio de compraventa de la operación de 314 millones. La ratio de morosidad se sitúa en el 4,08%, frente al 4,50% del año pasado, y si se aísla la operación de titulización de préstamos al consumo por 1.000 millones de euros realizada en septiembre, la ratio de mora queda en el 4,05%.

El crédito vivo cierra el tercer trimestre de 2019 con un saldo de 140.901 millones de euros y presenta un crecimiento interanual del 0,5% debido a la titulización de préstamos al consumo realizada en*el trimestre, mientras que excluyendo el impacto de la cartera bajo el EPA de CAM y la titulización, el aumento es del 2,5% interanual.

En cuanto a otras magnitudes del grupo, los recursos de clientes en balance se sitúan en 142.416 millones (+5,4% interanual), y los de fuera a 43.689 millones -manteniéndose estables-, y los recursos gestionados totalizan 210.201 millones, lo que supone un aumento interanual del 2,5%. Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 115.130 millones de euros, un 8,1% más interanual y un 1,3% más intertrimestral, mientras que los depósitos a plazo totalizan 27.647 millones. El banco ha destacado que la actividad de captación de empresas y particulares ha sido "intensa", con un total de 325.922 altas, y por segmentos, el grupo ha captado 253.208 nuevos clientes particulares y 72.714 empresas.

En cuanto a TSB, la filial británica de Banco Sabadell, presentará el 25 de noviembre en Londres su nuevo plan director y sigue mejorando su actividad de negocio. Así, los recursos de clientes en balance presentan un aumento del 2,1% interanual y del 1,5% en el trimestre apoyado en el crecimiento de las cuentas a la vista, y la inversión crediticia muestra un crecimiento del 0,9% interanual y del 2,8% en el trimestre por el elevado volumen de solicitudes recibidas, lo que se tradujo en mayores formalizaciones.