Bankia cae un 7 % más en la recta final de su recapitalización

Los títulos de Bankia han perdido hoy un 7,69 % de su valor en bolsa, hasta un precio de 0,6 euros, justo un día antes de que comiencen a cotizar los nuevos títulos procedentes de su segunda ampliación de capital, que están en manos de antiguos tenedores de preferentes y deuda subordinada.

Los títulos de Bankia han perdido hoy un 7,69 % de su valor en bolsa, hasta un precio de 0,6 euros, justo un día antes de que comiencen a cotizar los nuevos títulos procedentes de su segunda ampliación de capital, que están en manos de antiguos tenedores de preferentes y deuda subordinada.

Las acciones de Bankia han marcado un nuevo precio mínimo histórico en la víspera de que salgan a bolsa 11.762 millones de nuevas acciones, fruto de la segunda ampliación de capital efectuada por el banco dentro del programa de recapitalización aprobado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Esta ampliación ha sido suscrita íntegramente por antiguos tenedores de productos híbridos (preferentes y deuda subordinada), ya que el FROB les canjeó estos productos por títulos del banco al precio de 1,35 euros por acción después de aplicar una quita media del 38 %.

Desde que se produjo el canje, a 1,35 euros por título, las acciones de Bankia han perdido un 55,6 % de su valor y han hecho que los antiguos preferentistas que quieran vender mañana sus acciones tengan como referencia el precio del cierre de hoy, 0,6 euros, por debajo del precio objetivo, según expertos, de 0,7-0,8 euros.

Si a las pérdidas en bolsa se le suma el recorte aplicado con la quita, estos clientes acumulan en total unas pérdidas del 72,47 % de su inversión inicial en productos híbridos.

Es decir, un cliente que hubiese invertido 10.000 euros en preferentes habría perdido 3.800 con la quita y unos 3.448 con el descenso bursátil, en conjunto casi 7.248 euros.

La mayor caída de la acción se produjo el 23 de mayo, cuando Bankia llegó a ceder un 51,43 %, después de que los inversores intercambiaran 49,93 millones de acciones respecto a un capital de 19,93 millones de títulos, casi 150 veces más que la media diaria anual.

Ello llevó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a anunciar que analizaría "con detalle"la sesión para "verificar"que lo ocurrido ese día en bolsa "se ajustó a la normativa legal existente y, en particular, a la que rige en materia de operativa de mercado".

Los expertos consultados por Efe creen que el descenso se debió a que hubo inversores institucionales que vendieron en corto -una operación consistente en tomar prestadas acciones para venderlas con la esperanza de que su precio caiga y recomprarlas después ganando la diferencia-.

Los inversores habrían operado con las acciones tras haber sido registradas las mismas, pero antes de su salida oficial al parqué, una dinámica posible dentro del mecanismo del mercado español.

El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, opinó que habían existido estas ventas en corto, aunque prefirió esperar a conocer los resultados de la investigación de la CNMV.