Bruselas da a España otro año para cumplir el déficit y aplaza a julio una posible multa

El proceso que desencadenaría en una sanción se iniciaría después de las elecciones generales, que tendrán lugar el 26 de junio

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici (d), y el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis.
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici (d), y el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis.

La Comisión Europea (CE) propuso hoy dar un año de margen a España para que sitúe por debajo del 3 % del PIB el déficit público, al mismo tiempo que decidió aplazar la decisión sobre una eventual sanción por el incumplimiento a principios de julio.

La Comisión Europea ha aplazado hasta principios de julio la decisión que debe tomar para certificar la "falta de acción efectiva"de España para cumplir con el objetivo de déficit de 2015, que iniciaría el proceso para imponer una multa a España del 0,2% del PIB, unos 2.000 millones de euros.

El colegio de comisarios del Ejecutivo comunitario se ha reunido este miércoles para debatir si España y Portugal tomaron acciones efectivas para cumplir con el objetivo de déficit de 2015. Sin embargo, Bruselas ha decidido aplazar la decisión final sobre esta cuestión en ambos casos.

"En línea con su deber de supervisar la implementación del procedimiento por déficit excesivo bajo el artículo 126 del Tratado, la Comisión volverá a la situación de estos dos Estados miembros a principios de julio", reza el comunicado.

De esta forma, el proceso que desencadenaría en una sanción se iniciaría después de las elecciones generales, que tendrán lugar el próximo 26 de junio.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha explicado que Bruselas considera que las recomendaciones para España "ya no son realistas", por lo que acepta conceder un año de prórroga. "Proponemos un año extra, y sólo uno. Lo que significa que deben hacerse fuertes esfuerzos", ha indicado en una rueda de prensa.

España cerró 2015 con un déficit de las administraciones públicas del 5% del PIB, ocho décimas por encima del compromiso con Bruselas, que era del 4,2%.