Calviño quiere a un europeo en el FMI y no descarta presentarse

Los ministros de Economía también aprovecharon la cita de ayer para discutir la sucesión de Christine Lagarde al frente del FMI.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, saluda al presidente del BCE, Mario Draghi / Efe
La ministra de Economía, Nadia Calviño, saluda al presidente del BCE, Mario Draghi / Efe

Los ministros de Economía también aprovecharon la cita de ayer para discutir la sucesión de Christine Lagarde al frente del FMI.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, aprovechó ayer la reunión del Eurogrupo para sacar pecho ante la última evaluación del Ejecutivo comunitario y el Banco Central Europeo sobre el sector bancario español, dentro del procedimiento habitual por el rescate europeo. «Se trata de un informe que está muy en línea con los diez anteriores y que hace una evaluación positiva del procedimiento de reestructuración y de saneamiento del sector financiero en el caso español», aseguró la ministra antes de la cita con sus homólogos europeos. Precisamente, uno de los puntos de la agenda de los ministros de Economía y Finanzas de la divisa europea en la reunión de ayer era el análisis de este informe.

Tal y como aparece reseñado en el informe y recordó la ministra, los créditos morosos han bajado desde la cifra del 4,5% en 2017 al 3,7% en 2018. A pesar del tono positivo general del informe hecho público la semana pasada, este texto también alerta de que las sentencias pendientes del Tribunal de Justicia de la UE sobre diversos litigios de la banca podrían afectar a la estabilidad algunas entidades. Dentro de estos fallos estarían incluidas las sentencias sobre las hipotecas ligadas al IRPH (el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), un indicador alternativo al Euribor. Se espera que este veredicto se conozca durante los próximos meses.

La primera pista sobre el fallo llegará en septiembre, cuando el abogado general haga públicas sus conclusiones, que suelen coin cidir en un 80% con el criterio definitivo de alto tribunal. Dentro de los apartados menos positivos, el informe también destaca que la Sareb ha seguido aumentando sus pérdidas de manera importante durante el año 2018, si bien el texto califica como un «riesgo muy bajo» de impago la devolución de los 41.333 millones de euros del rescate bancario.

Los ministros de Economía también aprovecharon la cita de ayer para discutir la sucesión de Christine Lagarde al frente del FMI después de haber sido nombrada como sustituta de Mario Draghi en la presidencia del Banco Central Europeo en la cumbre de la semana pasada. La ministra en funciones española se unió a las múltiples voces que abogan por designar a un sucesor europeo en la entidad multilateral, como es tradición desde hace años. «Es una prioridad», dijo. Al ser preguntada si a ella le gustaría ocupar este puesto, aseguró que «es prematuro» hablar sobre ello, ya que el proceso todavía no ha comenzado.