CCOO convoca una huelga en Renfe para el 31 de julio

El sindicato CCOO ha convocado una huelga para el próximo 31 de julio en Renfe desde la 1:00 hasta las 24:00 horas para protestar por el incumplimiento de aspectos "esenciales"recogidos en el II convenio colectivo firmado en 2012 y por la falta de personal y de contratación.

CCOO asegura que no quiere perjudicar a los usuarios y anuncia que es posible desconvocar dicha huelga, que coincide con la operación salida de agosto, si el Grupo Renfe se aviene a cumplir sus compromisos, así como a negociar otros aspectos que consideran pendientes.

Para CCOO, el incumplimiento de compromisos esenciales del convenio colectivo y el debilitamiento de los recursos humanos por la falta de contrataciones, deja a Renfe y a su personal en una posición delicada en el escenario de liberalización.

Para evitar el conflicto, el sindicato asegura que la compañía debe adoptar con urgencia nuevas contrataciones (en torno a 1.400), al entender que el Grupo Renfe tiene un importante déficit de recursos humanos respecto a las necesidades actuales de crecimiento y de futuro con la construcción de nuevas líneas de alta velocidad y la potenciación de las mercancías, así como la internalización de trabajos en talleres demandada por CCOO.

De hecho, en talleres consideran que harían falta 400 nuevas contrataciones.

Asimismo, el sindicado pide fomentar la contratación interna de actividades entre empresas del grupo Renfe en vez de externalizar estos trabajos, integrar plenamente al personal proveniente de la antigua FEVE, retirar la imposición unilateral de ciertos criterios de remuneración o retornar a los interventores de los trenes las cargas de trabajo que se les están suprimiendo.

En este sentido, CCOO asegura que Renfe ha dejado a muchos sin contenido a costa de operar trenes de larga distancia y regionales sin interventor, tan solo con el maquinista.

También reclaman a Renfe que cumpla los compromisos de movilidad del personal para hacer aflorar plazas vacantes.

"Ante la falta de fortalecimiento del Grupo Renfe ante el escenario de liberalización propuesto, ya rechazado por otros países, CCOO no ve otra salida que convocar acciones de presión, ya que la negociación se agota sin que la empresa dé muestras de querer solucionarlo", señala el secretario general del Sector Ferroviario de FSC-CCOO, Manuel Nicolás Taguas.

Asimismo, CGT analizará mañana en un pleno la posibilidad de convocar también una huelga en Renfe Operadora.

Por su parte, UGT ha rechazado la vía de la conflictividad al igual que la mayoría del Comité General de Empresa de Renfe al entender que los actuales problemas en la empresa no tienen el calado suficiente como para embarcar a los trabajadores en un clima de desgaste y confrontación.

Sin embargo, reconocen que existen algunos aspectos que deben tratarse a la mayor brevedad posible, fundamentalmente en lo que respecta a la necesidad de realizar nuevas contrataciones.

El pasado 10 de julio, los sindicatos que integran el comité general de empresa de Adif decidieron por unanimidad convocar una huelga de 46 horas seguidas desde la una de la noche del 31 de julio hasta las 23.00 horas del 1 de agosto, y ya anunciaron que estaban valorando ampliarla a Renfe.