MENÚ
domingo 15 septiembre 2019
21:17
Actualizado

David Tomás: "Si apuestas por una madre trabajadora, el retorno es brutal"

Dueño de la empresa premiada a la más feliz de España y, además de empresario, “business angel”; busca talentos

  • Foto: Cipriano Pastrano
    Foto: Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 4 min.

05 de marzo de 2019. 14:25h

Comentada
Patricia Navarro Madrid. 5/3/2019

Dos años consecutivos su empresa, pionera en el marketing de resultados, Ciberclik, fue premiada como empresa más feliz. Hace tres lustros que se preocupa por ello y se nota en su discurso. Empresario, emprendedor y «business angel»... Pasen y lean.

–¿Cómo se siente al ser premiado a la empresa más feliz?

–Es una distinción que ya no se concede, pero en los dos últimos años que se hizo –2014/15– quedamos los primeros.

–¿Hay clave para la felicidad?

–Creo que se trata de la confianza. La mayoría de las empresas fiscalizan a sus trabajadores y nosotros partimos de la base de confiar en ellos cien por cien, es decir, que se gestionen como quieran y si rompen la confianza no tendrán espacio en la compañía.

–¿Cómo se hace eso realidad en el día a día?

–Cada persona se gestiona sus proyectos como mejor le conviene, se adapta sus horarios, puede trabajar desde casa, son facilidades que hacen que tu día a día sea mejor y vivas más tranquilo. Si tienes que conciliar, sobre todo con hijos, que puedas llevarles al colegio y luego irte a trabajar e igual cuando se duerman te vas a poner a rematar lo que no te ha dado tiempo.

–¿Y cuál es la clave como empresario?

–Seleccionar bien, definir qué tipo de persona quieres que trabajen en tu compañía. Nosotros hemos definido una serie de valores y miramos que los cumplan.

–Dígame alguno de los que son imprescindibles para ustedes.

–Que sean trabajadores muy autónomos, que no les haga falta la figura de jefe, que fijando nuestro objetivo trimestral no necesiten a nadie que les supervise.

–Usan unos semáforos semanales para ver cómo han ido las cosas...

–Así es. Los lunes por la mañana en la reunión de equipo se pide a cada persona que diga cómo ha ido la semana y si ha sido en rojo o en ámbar le pedimos que nos explique el porqué. Si ha sido rojo hay que buscar una solución.

–Esta forma de trabajo elimina las barreras de las madres trabajadoras.

–Hay empresas que consideran que una madre le va a traer problemas porque va a tener que conciliar y creo que es al contrario. Si tú le das buenas condiciones, el retorno es brutal. Están acostumbradas a optimizar el tiempo, para mí son un ejemplo y las admiro. Si eres madre y profesional es muy complicado.

–¿Qué países lideran?

–Sin duda, los nórdicos: Holanda, Alemania... Entre las tres y las cuatro de la tarde no hay nadie trabajando, eso sí, van a piñón.

–Otra de sus facetas es la de «business angel». ¿Es duro el emprendimiento?

–Sí. Yo soy emprendedor y me gusta hacer la parte de mentor y ayudarles con una pequeña financiación. Lo hago porque me hubiera gustado encontrarme a alguien cuando yo empecé que me hubiera guiado un poco.

–¿Qué tipo de proyectos le atraen ahora?

–Me fijo más en las personas que en el producto. Tiro más por los tecnológicos porque es mi sector, pero me importan las personas. Puede que ese proyecto no le vaya bien, pero le saldrá el siguiente.

–¿El fracaso forma parte del éxito en el emprendedor?

–Lo de ir en línea recta y ascendente es imposible. Lo más duro es a nivel psicológico, porque el emprendedor está solo.

–Dentro de poco saca nuevo libro. «Diario de un millennial». ¿Qué nos espera?

–Estará a mitad de marzo en las librerías. Es la historia de un millennial que llega a una revista financiera y se topa con un jefe de la antigua usanza. Es interesante la relación que se establece entre ambos. Los dos tienen que aprender. Lo que vengo a decir es que todos somos un poco millennials o lo acabaremos siendo.

–¿Es posible estar al día en la revolución digital?

–Va todo rápido y requiere estar muy pendiente, pero hay que tener la voluntad de investigar las novedades y ver si pueden llegar a ser grandes. Está ocurriendo en todas las profesiones, de pronto surge algo que cambia tu sector. Todos tenemos que tener esa actitud de ver qué hay en el mercado y cómo nos adaptamos. Antes tenías un trabajo y sabías que eso era estable. A día de hoy te sale un app y revoluciona tu sector, lo hemos visto con los taxis. El ciclo de vida de las empresas es más corto, puedes tener éxito y al cabo de un tiempo desaparecer. Esto nos obliga a estar constantemente formándonos y ver qué pasa en el mercado. Hay que aprender a convivir con esto y ser capaz de aprender rápido y reciclarte. Estoy convencido de que nos va a tocar reinventarnos varias veces profesionalmente a lo largo de nuestras vidas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs