MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
01:03
Actualizado

«Debe existir una clara jerarquía, pero no hay que recordarla todos los días»

  • Richard J. Vogel es Presidente y CEO Grupo Pullmantur
    Richard J. Vogel es Presidente y CEO Grupo Pullmantur /

    Dreamstime

Tiempo de lectura 5 min.

20 de mayo de 2019. 11:22h

Comentada
Juan Delgado.  24/5/2019

ETIQUETAS

Richard J. Vogel está al frente del Grupo Pullmantur –hoy Pullmantur Cruceros– desde julio de 2016. Es un profesional con amplia experiencia y renombre en este segmento. Es cercano y exigente al mismo tiempo. Es un hombre con chispa que hace bromas continuamente, incluso con mucho esfuerzo en español. Se define como apasionado y curioso.

– ¿En qué momento se encuentra Pullmantur Cruceros?

– Mejor que hace dos años y medio.

– Ése es es justo el tiempo que usted lleva (grandes carcajadas). ¿Insinúa que lo está haciendo fenomenal?

– (Continúan las risas). Los resultados de muchas de las decisiones que adoptamos y de los cambios que introdujimos están llegando ahora. El avance es ostensible tanto en el fortalecimiento de la marca, la renovación del producto, y la introducción de cambios en los servicios y de otros nuevos, como en la mejora de los resultados financieros. Ahora nuestro objetivo es dotar a la organización de estabilidad, profesionalizar más el equipo y consolidar los logros cosechados.

– ¿Qué valor le añade su pertenencia a un grupo como es Royal Caribbean?

– El 49% pertenece a Royal Caribbean Cruises y el 51% a Springwater Capital. Tenemos acuerdos con esta ella para colaborar en ámbitos como el de la logistica, la seguridad global, el seguimiento de riesgos geopolíticos o las previsiones meteorológicas, e intercambiar experiencias. Nos sentimos muy cómodos porque, además, te brinda la posibilidad de conseguir barcos si es el caso y de acceder a un «know how» y una experencia valiosísimos.

– ¿Cuáles son los retos de Pullmantur? ¿Tienen encargados nuevos barcos?

– No porque, en este momento, buscamos por encima de todo estabilidad y consistencia. Tenemos planes de crecer, pero todavía es pronto. No obstante, tenemos la posibilidad de renovar alguno. El principal desafío es la satisfacción de los clientes. Nada sencillo dado que, cada día hay más buques, y menos puertos. Otros el de seguir haciendo una operación más sostenible en el plano medioambiental, y una gestión más transparente. No obstante, el mayor reto es convencer a los usuarios para que hagan dos cruceros al año o elijan esta opción de vacaciones en lugar de otras en tierra.

– Ahora toca una pregunta más personal. ¿Cómo se definiría profesionalmente?

– Es trascendental trabajar con unas metas claras y ser transparente en la toma de decisiones. Al equipo le demando disciplina, organización y cumplimiento estricto de los plazos fijados. Practico la política de puertas abiertas, aunque existe una clara jerarquía que no hay por qué estar recordando todos los días. Trato de ser una persona curiosa e intento entender siempre las decisiones y actuaciones de los empleados.

– ¿A qué se debe el auge actual de los cruceros? ¿Teme que sea una moda pasajera?

– Esperamos que en los proximos 10 años se alcancen los 40 millones de pasajeros en todo el mundo. Se calcula que en 2020 será de unos 30 millones. Todavía hay potencial para un mayor desarrollo. Algunos mercados, como el español, están creciendo sensiblemente. Alemania y Reino Unido ya son muy fuertes. Confiamos mucho en otros como China o India.

– ¿Qué está de su mano para que esta forma de viajar no pierda atractivio en el futuro?

– Es clave continuar abriendo nuevos itinerarios para que siempre tenga alguna novedad y resulte interesante para el público. Los barcos, por su parte, han de ser vistos cada vez más como un destino, para lo cual debe incluir nuevas atracciones y una oferta gastronómica y de entretenimiento amplia y de mayor calidad. Nos quedan muchas personas para convencerles de que es una gran opción turística. Cuando empecé en mi país en 1996, el número de pasajeros apenas llegaba a los 20.000; en 2018 se llegó a los 2,3 millones y se estima que se pueden conseguir los 5 millones. El interés por el crucero se está incrementando, entre otras razones porque existen más posibilidades de financiación y, por tanto, resulta más accesible. El producto tiene que ser revisado constantemente y hemos de preguntarnos frecuentemente si estamos al día, o qué están haciendo nuestros competidores.

– ¿Qué fuerza tiene hoy en día el mercado español? ¿Se diferencia de otros?

– España ha superado los 500.000 pasajeros, pero aún está muy lejos de alcanzar la madurez. Se cree que el listón podría estar en un millón. España es el cuarto mercado europeo, detras de Alemania, Reino Unido e Italia, y por delante de Francia.

– ¿Cómo explica que exista cierta reticencia por parte de un sector de la sociedad española hacia esta forma de viajar por entenderla masiva o poco glamurosa?

– Normalmente es lo contrario. La gente pensaba que era un lujo al alcance de muy pocos. Esos prejuicios existen, pero sobre todo en quienes no la conocen bien. Uno de los deberes de las navieras es saber transmitir a agencias y clientes los diferentes alicientes que hay a bordo. Debemos crear espacio para el estilo libre, la individualización, de manera que uno pueda escoger horarios, planes, espectáculos...

EL PERFIL

Es un veterano de la industria del crucero. Antes de ser nombrado para este cargo, estuvo nueve años al mando de Tui Cruises y, previamente, en la línea Aida. Este alemán de 64 años muy bien llevados es un entusiasta. Ve el futuro con optimismo, convencido de que el sector puede crecer aún mucho en España, siempre que el producto se adapte a gustos, costumbres y estilo de vida de sus gentes.

Un crucero español

Esta empresa turística española, fundada en la década de los 90 por el desaparecido Grupo Marsans, pertenece actualmente a Royal Caribbean Cruises. La norteamericana, cuyas oficinas centrales están en Miami, es propietaria del 49% del capital. El resto está en manos del fondo Springwater Capital. Su flota está formada por cinco barcos con capacidad para más de 12.000 pasajeros. Tras la llegada de Richard J. Vogel a la Presidencia del Grupo Pullmantur (entonces integrado por Pullmantur Cruceros y Croisières de France), Pullmantur Cruceros adoptó personalidad propia y apostó por desarrollar un producto muy pensado para los españoles. Los buenos resultados conseguidos les lleva a seguir profundizando en esta estrategia y a presumir de ser la unica naviera española. Este año ha abierto nuevas rutas, Abu Dhabi e Israel, y el próximo, Islandia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs