Publicidad
Publicidad
Actualidad

El 40% de los becarios realiza el mismo trabajo que un empleado de plantilla

El 13% reconoce que su tarea consiste en hacer fotocopias y llevar y traer cafés. Sólo el 36% se queda en la empresa tras finalizar sus prácticas

Tras las polémicas palabras del cocinero Jordi Cruz, hablan los becarios. El 13% reconoce que su tarea consiste en hacer fotocopias y llevar y traer cafés. Sólo el 36% se queda en la empresa tras finalizar sus prácticas.

Publicidad

Decir que en los últimos días se ha hablado mucho de los becarios en España es decir poco. Para aquellos que no lo sepan, el motivo de tal preocupación no es otro que un tuit. Y no habría tenido más importancia, quizá, de no ser porque las palabras procedían de Jordi Cruz, el chef del restaurante Abac, con una estrella Michelín. ¿Que no sabes quién es? Uno de los jurados del concurso de televisión «Masterchef».

Me parece increíble que algunos llamen "Esclavos" a estudiantes con convenio que deciden formarse en mi cocina.No me insultáis a mi...

Publicidad

Publicidad

A su juicio, trabajar en un restaurante de alta cocina gratis supone un privilegio: «Aprendes de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida». Una argumentación que no pareció convencer a nadie y se montó el lío.

Tenemos profesionales muy bien contratados y estudiantes a los que mimamos y enseñamos con todo el cariño...harto de escuchar burradas!!! pic.twitter.com/Pf6aP46q3f

Publicidad

Precisamente, a raíz de esta polémica y puesto que el próximo día 8 es el Día Internacional del Becario, ha salido un informe que refleja que el 40% realiza el mismo trabajo que un empleado de plantilla. Asimismo, llama la atención que sólo un 13% de ellos admita que su tarea consiste en hacer fotocopias, llevar y traer cafés, organizar cientos de archivos o actualizar bases de datos. ¿Os suena verdad?.

Y es que la rutina laboral se ha convertido en el principal problema para estos jóvenes que buscan comerse el mundo. Así, según recoge el estudio realizado por la plataforma Becatester, el 35% de los becarios y exbecarios consultados admite que esas tareas son tan repetitivas que no tienen capacidad real para evolucionar.

Prestigio frente a remuneración

Si hablamos de dinero la cosa está clara. Siete de cada diez jóvenes aseguran que su remuneración no es justa. Y no es para menos si tenemos en cuenta que España es el país que peor paga a sus becarios según la OCDE. Sin embargo, al elegir entre una empresa u otra, su criterio difiere mucho. Su prioridad no es el dinero. La mayoría opta por poder realizar tareas interesantes (95%), por sentirse valorado (85%) o por el prestigio que pueda aportar a su currículum (81%). Y sólo después de estos aparece la remuneración (59%) y la flexibilidad laboral (51%).

A nivel personal, cinco de cada diez entrevistados dijo sentirse uno más del equipo. Frente a ellos, un 18% señaló la indiferencia del resto de sus compañeros y un 4% reveló que no se sabían ni su nombre. Pero la peor cifra llega ahora. Pese a que muchos aseguran que sus opiniones son tenidas en cuenta y se sienten valorados, sólo el 36% ha tenido la oportunidad de seguir en la empresa tras finalizar sus prácticas.