Así son los nuevos bonos sociales para electricidad y calefacción

El Gobierno ha prorrogado hasta el 31 de diciembre el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al antiguo, que finalizaba este 8 de octubre.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera

El Gobierno ha decidido suspender durante seis meses, coincidiendo con los meses de mayor demanda eléctrica, los impuestos sobre el valor de la producción de la energía eléctrica con el fin de abaratar el precio del recibo de la luz. Elimina el impuesto al sol y aprueba un bono social térmico para pagar gastos de calefacción.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha presentado hoy el real decreto-ley de medidas urgentes para combatir la pobreza energética. Según la ministra, la eliminación temporal de estos impuestos tendrá un impacto del 4 % en la factura de los consumidores domésticos.

Ampliación del bono social eléctrico

El Real Decreto-Ley prohíbe el corte de suministro en los hogares acogidos al bono social donde viva al menos un menor de 16 años. Esta medida se hace extensiva también a los hogares donde resida al menos una persona con un nivel de discapacidad del 33% o superior. De igual modo, se aplicará cuando viva en la vivienda al menos una persona en situación de dependencia en Grado II y III. Estas circunstancias, que deberán evaluarse y acreditarse mediante certificados expedidos por los servicios sociales, no estaban contempladas en la anterior regulación del bono.

Por otro lado, y con el objeto de que más familias monoparentales puedan acceder al bono social, se determinan criterios de renta específicos para estos colectivos, más susceptibles al riesgo de pobreza energética, especialmente en el caso de las mujeres: el 85% de los hogares monoparentales tienen al frente a una madre. El umbral de renta máximo para que una familia monoparental pueda acceder al bono social se incrementará en 0,5 veces el IPREM respecto al de las familias biparentales.

Los límites de consumo de energía con derecho a descuento se amplían un 15% con dos objetivos: compensar los incrementos de precios y acercarse más a los consumos reales de los hogares más vulnerables. Asimismo, el cómputo de consumo anual con derecho a descuento que se liquidaba cada mes, se flexibiliza. Ahora la energía con derecho a descuento no consumida un mes, puede utilizarse en otro momento. S

La norma aprobada hoy también prorroga el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al bono social antiguo, cuyo plazo de renovación acababa el próximo 8 de octubre. El nuevo plazo es el 31 de diciembre. De esta manera, quien solicite la renovación del bono después de 8 de octubre y cumpla los requisitos no verá interrumpido el acceso al descuento.

Bono social: consulta aquí si tienes derecho y cómo solicitarlo

Bono social térmico

El Ejecutivo pondrá en marcha un bono social térmico, que será una ayuda directa para que los hogares vulnerables puedan hacer frente a sus gastos de calefacción, agua caliente o cocina este invierno, con independencia del combustible que utilicen.

Los hogares que estén acogidos al bono social eléctrico a fecha de 31 de diciembre de 2018 y todo consumidor que cumpla las condiciones para acceder al bono social eléctrico y haya presentado su solicitud antes de la citada fecha percibirá el bono eléctrico y de calefacción.

El importe que recibirán los beneficiarios del bono térmico dependerá de la cantidad que se consigne cada año en los Presupuestos Generales del Estado y el número de beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre.

La cuantía de la ayuda dependerá de la condición de consumidor vulnerable o vulnerable severo, y de la zona climática donde esté ubicada la localidad en la que está la residencia del beneficiario.

Por ejemplo, si hay un presupuesto de 100 millones de euros y el número de beneficiarios del bono eléctrico fuera de 1,5 millones a 31 de diciembre, las cuantías del bono oscilarían entre un mínimo de 25 euros para un consumidor vulnerable en zona cálida y un máximo de 130 euros para un consumidor vulnerable severo en zona muy fría.

Ahrros en la factura con cambio de potencia

Teniendo en cuenta que en el último trimestre de 2017 casi el 40% de los hogares tenía una potencia contratada entre los 4 y los 6 kW, existe un margen para el ajuste y, por tanto, para el ahorro y la eficiencia en el consumo. Por ejemplo, un cambio de potencia de 0,5 kW - de 4,6 a 4,1 kW- podría suponer un ahorro en la factura anual de 26 euros en un hogar tipo, en el que vivan cuatro personas, estima el Ministerio.

Además, en cada período de facturación, las comercializadoras deberán incluir en la factura de cada consumidor que tenga contratado el PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) el importe al que hubiera ascendido de haberse aplicado una tarifa con discriminación horaria a las que puede acceder.

En este caso, son dos las posibles: tarifas con precios de la electricidad dividido en dos tramos, punta y valle; o en tres tramos, punta, valle y supervalle.

En la actualidad, tan sólo en torno a 660.000 de los 11,1 millones de usuarios con tarifa de precio regulado se acogen a tarifas con discriminación horaria, mientras que, según expertos, el mero cambio puede generar un ahorro que, en muchos casos, pueden superar los 20 euros anuales, pudiendo ser aún mayor si se adoptan hábitos de consumo eficiente.

Impuesto al sol

El real decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros recoge medidas contra la pobreza energética que deroga el cargo que se imponía a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en la propia instalación, lo que se ha venido conociendo como 'impuesto al sol'.

Entre las medidas expuestas por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, están la simplificación de los trámites burocráticos y técnicos para las instalaciones de autoconsumo y la eliminación de la obligación de que las no superiores a 100 kilovatios (KW) se inscriban en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica.

También reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo cual permitirá aprovechar las economías de escala, así como el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

La ministra ha dicho que la supresión del 'impuesto al sol' le produce especial satisfacción, pues "por fin este país se libra del gran absurdo del que se han mofado expertos internacionales".

En España, la potencia eléctrica registrada en instalaciones de autoconsumo asciende a 1.196 megavatios (MW), de los cuales 170 MW corresponden a instalaciones de fuentes de energía renovables, y sólo hay apenas algo más de un millar de autoconsumidores, frente al más de un millón que existe en Alemania.

Dentro del autoconsumo con renovables, destacan las aportaciones correspondientes al aprovechamiento energético del biogás (127 MW) y la energía solar fotovoltaica (28 MW).