El precio medio de la vivienda nueva y usada suaviza su caída hasta el 2,3 %

El precio medio de la vivienda nueva y usada ralentizó su caída hasta el 2,3 % a cierre del segundo trimestre del año frente a un año antes, un descenso que contrasta con el retroceso del 15 % que experimento a cierre de junio de 2013, según un informe elaborado por Sociedad de Tasación ST. Por lo que respecta a los últimos tres meses del año, el precio medio conjunto de la vivienda nueva y usada subió el 4,5 % y se situó en 1.328 €/m2 frente a los 1.270 €/m2 del trimestre anterior.

En cualquier caso, el precio medio acumula un descenso del 44,7 % respecto al valor máximo que alcanzó en 2007, cuando se situó en 2.401 €/m2.

En términos generales, ST considera que no se puede hablar todavía de una mejora significativa en el nivel de la demanda de vivienda, si bien las expectativas son aparentemente mejores de las que se apreciaban hace seis meses. Por ello, entiende que no se puede asegurar aún que se ha tocado fondo por lo que respecta a los precios.

Asimismo, indica que tampoco se aprecian en el horizonte inmediato posibilidades de aceleración en la absorción del excedente de oferta, al margen de la irrupción de fondos de inversión extranjeros, cuya actividad es insuficiente para relanzar un sector que acumula seis años de retrocesos.

La disminución de las operaciones de venta irá en beneficio de las de alquiler, en algunos casos con opción de compra, indica ST, que señala que habrá que esperar para ver si se consolida en los próximos meses la tendencia a la baja en los descensos de precios y si el mercado que acerca al verdadero punto de inflexión que marque el inicio de la reactivación del sector.

Si tenemos en cuenta únicamente la vivienda nueva, ésta se ha contraído un 4,8 % en un año y un 1,8 % en los seis primeros meses de 2014, lo que supone, desde máximos, una caída del 40 % en términos reales, con lo que se coloca en niveles de marzo de 2002.

Por comunidades autónomas, Cantabria y Comunidad Valenciana fueron las que registraron un mayor descenso en el precio medio de la vivienda, con bajadas del 10,6 % y del 9,8 %, respectivamente.

Les siguieron de cerca Galicia (-6,6 %), Canarias (-6,5 %) y Castilla y León (-5,7 %). Las menos acusadas fueron para Asturias (-1 %) y Castilla-La Mancha (-1,2 %), mientras que en Aragón se mantuvieron los precios invariables, en 1.097 euros por metro cuadrado.