Actualidad

El recibo de la luz subirá un 11% a partir de enero

El coste de la energía eléctrica para el suministro a tarifa del primer trimestre de 2014 ha subido alrededor del 26,5 %, lo que se traducirá en un incremento del recibo de la luz que podría rondar el 11%.

El coste de la energía eléctrica para el suministro a tarifa del primer trimestre de 2014 ha subido alrededor del 26,5 %, lo que se traducirá en un incremento del recibo de la luz que podría rondar el 11 %.

De acuerdo con la subasta Cesur y según fuentes del sector consultadas por Efe, esta subida del componente energético se reflejará en un alza en la tarifa final del 10,5 % a partir del 1 de enero.

A este aumento se sumará el incremento de hasta el 2 % que el Gobierno ha avanzado para los peajes (y que se repercutirá en algo más del 1 % en el recibo), la otra parte que conforma la tarifa y que supone más de la mitad de la factura de la luz.

De esta manera, la subida definitiva para los más de 20 millones de consumidores acogidos a esta tarifa saldrá de la combinación de estos dos elementos y pondría rondar el 11 %.

La tarifa eléctrica ya subió un 3,1 % en la revisión de octubre y un 1,2 % de forma extraordinaria en agosto en el marco de la reforma eléctrica.

Anteriormente, la tarifa se había encarecido en un 3 % en enero, bajado en un 6,6 % en abril y vuelto a repuntar en un 1,2 % en julio.

En la subasta de hoy, el precio base, que es el que se tiene en cuenta para calcular la tarifa, ha cerrado con un alza del 29,9 %.

A este aumento del 29,9 % hay que aplicar la evolución, en este caso a la baja, de otra serie de conceptos como los mercados de ajustes, pagos por capacidad, prima de riesgo o pérdidas.

De este modo, el incremento global en el precio de la energía para el periodo se sitúa en ese 26,5 %.

Desde el sector señalan a la incertidumbre regulatoria que ha acompañado esta subasta y a la reducción del número de agentes participantes, así como una serie de factores externos como un trimestre para el que se espera una baja producción hidroeléctrica, menos generación eólica y temperaturas más bajas, que van a llevar a un mayor uso de los ciclos combinados.