Actualidad

El salario bruto sube un 0,9 % en 2018 y alcanza su máximo en 23.003 euros anuales

El coste laboral para las empresas fue de 30.883,44 euros por trabajador, un 1,1 % más y la más elevada desde 2011

El coste laboral para las empresas fue de 30.883,44 euros por trabajador, un 1,1 % más y la más elevada desde 2011

Publicidad

El salario bruto anual por trabajador aumentó un 0,9 % en 2018 y se situó en 23.003,23 euros, lo que supone encadenar cuatro años al alza y la mayor cifra desde que comenzó la serie del INE en 2001.

Según la Encuesta Anual de Coste Laboral publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), esos costes salariales representaron un 74 % del coste laboral bruto para las empresas, que alcanzó los 31.085,76 euros por trabajador en 2018, un 1,1 % más que en 2017 y la cifra más elevada desde 2011.

En términos netos, restando 202,32 euros en concepto de subvenciones y deducciones, el coste laboral para las empresas fue de 30.883,44 euros por trabajador, también un 1,1 % más y la más elevada desde 2011.

En los costes no salariales, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante con 7.187,46 euros/trabajador, un 23,1 % del total.

Publicidad

Además de los salarios y cotizaciones, 411,94 euros anuales por trabajador se destinaron a beneficios sociales, 208,69 a otros gastos derivados del trabajo, 192,12 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 82,32 a formación profesional.

Por sectores, el industrial tuvo en 2018 el mayor coste total neto por trabajador, con 37.235,53 euros, un 0,9 % más que el año anterior, con aumentos del 0,4 % en el coste salarial y del 2,1 % en el no salarial.

Publicidad

No obstante, la mayor subida fue para la construcción, un 1,4 %, hasta los 31.358,75 euros, con alzas del 1,4 % en salarios y del 1,2 % en costes no salariales.

Y en servicios se registraron los menores costes laborales: 29.699,14 euros, un 1,2 % más, con aumentos del 1 % en el coste salarial y del 2 % en el no salarial.

Por actividades, las diferencias son notables: de los 19.083,02 euros anuales brutos por trabajador en la hostelería hasta los 75.835,09 euros en suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

Por tipo de empresas, las de mayor tamaño pagaron sueldos más elevados por trabajador que las empresas medianas y pequeñas y, por tanto, más cotizaciones a la Seguridad Social.

Por regiones, los costes laborales más elevados se dieron en País Vasco (36.584,26 euros), Madrid (36.562,20) y Navarra (33.615,92).

Frente a esto, Extremadura (24.951,17 euros), Canarias (26.479,29) y Andalucía (27.140,48) tuvieron los más bajos.

Publicidad