El todocamino más vendido, dispuesto a todo en 2014

El heredero de uno de los coches de mayor éxito en España mejora en todos los aspectos
El heredero de uno de los coches de mayor éxito en España mejora en todos los aspectos

Históricamente, las ventas de coches en España y en media Europa las lideraban coches de tamaño medio y en algunos casos de tipo urbano. Pero desde hace un lustro, en ese privilegiado podio y de forma sorprendente, un todocamino se colaba y se mantenía de forma regular como uno de los más vendidos. Y ése no era otro que el Nissan Qashqai, cuya segunda generación fue presentada recientemente. El éxito del coche fue tal que había mucha expectación por conocer cómo sería su heredero.

En lo esencial, el nuevo Nissan Qashqai conserva el espíritu que le hizo un coche ganador en todos los ranking del mundo aunque, como es lógico, mejora en varios aspectos. Crece ligeramente de tamaño: es cuatro centímetros más largo, dos más ancho y la altura respecto al suelo se reduce en 1,5. Este aumento de dimensiones se traduce en un incremento de la capacidad del maletero, que pasa de 400 a 430 litros.

Estará disponible con motores diésel y gasolina y en todas las variantes viene equipado con el sistema de parada y arranque automático del motor (start&stop) para rebajar el consumo de combustible y por tanto las emisiones. Cuenta con un eficaz cambio manual de seis velocidades y, opcionalmente, otro automático. Igualmente, se comercializará con tracción total. En cuanto a eficiencia, el Qashqai volverá a romper moldes con un consumo medio de combustible de sólo 3,8 litros con el motor diésel que rinde 110 cv. Pero no sólo en este sentido sorprende Nissan pues incluye un sistema con varios programas de conducción que actúa en función de las ondulaciones de la carretera (analiza la superficie mediante varios sensores), otro según la pendiente controlando el freno motor y un tercero que frena ligeramente las ruedas interiores para que el paso por curva sea más rápido. Por otro lado, la dirección eléctrica contará con dos modos de funcionamiento que variarán la dureza en función de la velocidad a la que circulemos, lo que ayudará a que sea más precisa y directa: Normal y Sport. Se comercializará con cuatro niveles de equipamiento: Visia, Acenta, N-Tec y Tekna. Desde el más bajo de ellos, el Qashqai cuenta con elementos que lo convierten en un coche muy a tener en cuenta sobre todo si miramos su precio de salida que es de 20.650 euros con el propulsor de gasolina que rinde 116 cv.

Llegará a los concesionarios españoles en el mes de febrero pero ya se admiten pedidos para realizar las primeras entregas antes de la primavera.