Eurodiputados españoles de todos los partidos cargan contra Dijsselbloem

Esteban González Pons o Izquierda Unida han pedido su dimisión

Eurodiputados del PP, el PSOE, Ciudadanos o Izquierda Unida han pedido al presidente del Eurogrupo que pida perdón o dimita por decir que los países del sur de Europa se gastan el dinero de las ayudas en “copas y mujeres”. Dijsselbloem, por el momento, se ha negado a pedir disculpas.

Las reacciones a las palabras de Dijsselbloem no se han hecho esperar y, por una vez, ha puesto de acuerdo a la mayoría de los partidos españoles en el Parlamento Europeo. Así, desde Esteban González Pons, del Partido Popular, que ha pedido su dimisión, hasta Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, que ha dicho “Socialdemocracia racista de topicazo, estima y brocha gorda”, todos han criticado duramente las afirmaciones del presidente del Eurogrupo, que aseguró en una entrevista a un medio alemán que los países del sur gastan las ayudas en mujeres y copas. Izquierda Unida también ha pedido su dimisión inmediata.

Dijsselbloem descartó hoy disculparse por dichas declaraciones. “No, no, yo sé lo que dije porque salió de mi propia boca y no hace falta que lo lea”, aseguró el político laborista neerlandés en respuesta a la petición del eurodiputado español de Los Verdes, Ernest Urtasun, para que pidiera perdón durante una comparecencia en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (PE).

Dijsselbloem se mostró sorprendido porque sus palabras, pronunciadas en una entrevista concedida al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung y publicadas el lunes, hayan tenido tanta repercusión en los medios españoles.

“Dejé muy claro que la solidaridad va de la mano de la responsabilidad y de los compromisos”, dijo el político holandés.

El también ministro de Finanzas de Holanda insistió en que los Estados miembros deben asumir el marco fiscal que han acordado y realizar reformas y ajustes para garantizar “una posición sólida”.

Socialdemocracia racista de topicazo, estigma y brocha gorda. https://t.co/Twcnoxowid

IU exige la dimisión inmediata de @J_Dijsselbloem por sus insultos xenófobos y machistas a países del sur de Europa https://t.co/n7IiSKNF3i pic.twitter.com/cbb4tHQds1

Aquí tenéis el corte subtitulado de mi interpelación a @J_Dijsselbloem y su impresentable respuesta. Dimisión! https://t.co/9cZ0sCEbxq

Dijsselbloem (€ Grupo) logra ser ofensivo, ignorante y arrogante. Todo aquello que nos ha hecho fracasar. Deberíamos cesarlo sin concesiones pic.twitter.com/cZCeVFhgQV

Dijsselbloem ha prestado sus servicios. Es hora de hacerse a un lado y ceder el testigo.https://t.co/erCJ0EvkVD

En efecto, no se puede tener esa responsabilidad institucional y hacer comentarios tan impresentables @J_Dijsselbloem https://t.co/dFS884c49Z

@J_Dijsselbloem ha ofendido países Sur y mujeres con su declaración racista y machista. Debe disculparse o dejar su puesto, ya no es neutral

Por su parte, el europarlamentario del PSOE Javi López afirmó que Dijsselbloem había sido “ofensivo, ignorante y arrogante” y también pidió su cese.

“Jeroen Dijsselbloem logra ser ofensivo, ignorante y arrogante. Todo aquello que nos ha hecho fracasar. Deberíamos cesarlo sin concesiones”, publicó el socialista en su perfil de Twitter.

Su compañero de filas en la Eurocámara, Jonás Fernández, calificó en la misma red social de “inaceptables” las palabras del presidente del Eurogrupo.

“Tomo nota de lo que usted me dice, pero (con mis declaraciones) no apuntaba a ningún país, sino a los principios que se imponen para fortalecer la Unión Económica y Monetaria (UME)”, respondió el ministro neerlandés.

También indicó que su mandato como presidente del Eurogrupo concluye en enero de 2018 y subrayó que aún es ministro de Finanzas en Holanda: “Mi mandato termina en enero del año que viene y, mientras sea ministro de Finanzas de mi país, no habrá debate sobre la pâesidencia (del Eurogrupo)”.

El mandato del laborista holandés al frente del Eurogrupo finaliza en enero de 2018, pero los malos resultados de su partido, el laborista PvdA, en los comicios holandeses de la semana pasada ponen en duda su continuidad como ministro en el futuro Ejecutivo de coalición de su país.