Actualidad

Feliz año de empleo

La Razón
La RazónLa Razón

El comienzo del año no podía haber sido mejor. Los datos de diciembre en materia de empleo han batido todos los récords, y lo han hecho de forma histórica. Una bajada del paro de más de cien mil desempleados es una noticia formidable que no conocíamos desde hace más de una década. No muy atrás queda el buen comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social, elemento clave para comprobar la recuperación de nuestro mercado de trabajo. Pero, como último ingrediente, se debe resaltar que estos buenos datos se han obtenido con apenas un crecimiento cero de nuestra economía. Todo ello hace presagiar un 2014 de buen comportamiento laboral si se cumplen los pronósticos de incremento de la actividad económica que están realizando los expertos. Es cierto que el camino es largo, difícil y cuesta arriba para millones de españoles, pero también la recuperación está siendo más rápida de lo previsto. Las voces que han clamado y siguen clamando contra la Reforma Laboral deben comprender que se trataba de una reforma fundamental para nuestra economía, demandada por las empresas porque son éstas las que la necesitan para crear un mayor y mejor empleo. Una reforma que trata de propiciar la cultura de la flexibilidad frente a la cultura de la destrucción en la que estaba basada la legislación laboral anterior, dada la inflexibilidad que generaba en las relaciones laborales. No todo es fácil; la devaluación interna salarial no es plato de buen gusto para quien la sufre. Es evidente. Los despidos colectivos de los últimos meses, menos aún. Pero la flexibilidad interna, la negociación colectiva de empresa y el dinamismo en la aplicación de nuevas condiciones laborales están impulsando de forma nítida un mercado de trabajo muy dañado. Un buen uso de la nueva regulación y una aceptación generalizada por parte de todos los agentes sociales, incluidos los jueces que precisan de hacer interpretaciones ajustadas al espíritu de la Ley, serán la meta final para que veamos finalmente una luz al final del túnel. Todavía habrá que corregir errores si fuera necesario, seguir avanzando en algunos aspectos (como se acaba de hacer correctamente con el tiempo parcial), evaluar ciertos resultados y seguir propiciando la contratación indefinida, pero vamos por buen camino. Feliz 2014 a todos.

*Profesor titular de Derecho del Trabajo Universidad Francisco de Vitoria