Actualidad

Guindos asegura que España crecerá cerca del 1% en 2014 y se creará empleo

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno mejora su previsión de crecimiento aunque avisa de que queda un camino «largo y difícil» porque la tasa de paro sigue en el 26%.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado este martes que la economía española crecerá en 2014 cerca del 1% y creará empleo neto por primera vez desde el inicio de la crisis gracias a las reformas del Gobierno, aunque ha admitido que queda mucho por hacer porque la tasa de paro sigue siendo del 26%. "Hemos vivido momentos muy difíciles. España estuvo a punto de derrumbarse, fue uno de los principales problemas para el futuro de la eurozona", ha admitido Guindos durante una conferencia en Bruselas en presencia de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schuble.

"La buena noticia es que 2014 va a ser el primer año desde que empezó la crisis hace seis años que vamos a tener un crecimiento de casi el 1% y creación neta de empleo en los próximos trimestres", ha asegurado el ministro de Guindos.

No obstante, el ministro de Economía ha reconocido que se trata únicamente del inicio de un "largo y difícil camino en el que habrá que afrontar muchas dificultades: la principal, que España todavía tiene una tasa de paro del 26%".

En declaraciones posteriores a la prensa, Guindos ha explicado que la previsión de crecimiento del Gobierno para 2014 -que en la actualidad es del 0,7%- no se revisará oficialmente hasta que no se presente el programa de estabilidad, a finales de abril.

No obstante, ha resaltado que "el perfil que hemos tenido a lo largo del año 2013 es mejor que el que inicialmente teníamos previsto

y la inercia con la cual se ha entrado en el año 2014 es mejor que la inicialmente prevista". "Eso es una realidad", ha subrayado.

Lo mismo ocurre, según ha dicho, con las previsiones de creación de empleo, para las que ha augurado que el nuevo cuadro macroeconómico mejorará la cifra en términos de EPA y por primera vez incluirá una "cifra positiva"de creación de empleo según la contabilidad nacional.

ESPAÑA, PAIS MUY COMPETITIVO

Guindos ha defendido que la reforma laboral aprobada por el Gobierno está empezando a dar "resultados"y que España "se ha convertido en un país muy competitivo". A su juicio, la petición formulada este lunes por el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, de que España emprenda una "segunda fase"de la reforma laboral se refiere a los cambios que ya aprobó el Gobierno en diciembre.

"El problema del paro en España es gravísimo", ha admitido Guindos. Por ello, el Gobierno "se está planteando continuamente"introducir "perfeccionamientos"en la reforma laboral.

PIDE QUE NO HAYA QUITAS A LA DEUDA PÚBLICA

Durante la conferencia con Lagarde y Schuble, Guindos ha reclamado que la deuda pública se siga considerando como un activo libre de riesgo y que en ningún caso se plantee la posibilidad de imponer quitas, ni siquiera en el caso de Grecia, porque ello podría lugar a nuevas turbulencias.

"En finanzas hay un principio muy importante, que el activo libre de riesgo es la deuda pública. Si se rompe este principio, el resto de la teoría financiera podría hundirse. Es importante mantener este principio. Si empezamos a discutir la posibilidad de imponer quitas a la deuda pública, independientemente del país de que se trate, eso puede causar problemas adicionales. Entraríamos en un territorio desconocido", ha apuntado.

El «núcleo duro» de la reforma laboral está ya hecho

De Guindos, afirmó hoy que el "núcleo duro"de la reforma laboral ya se ha llevado a cabo y que han tomado recientemente medidas para perfeccionarla."Lo que es el núcleo duro de la reforma laboral está tomada, antes de Navidades se adoptaron también una serie de medidas de perfeccionamiento, pero en la parte sustancial de la reforma laboral en España está hecha", aseguró De Guindos en la rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Economía y Finanzas europeos.

De Guindos respondía así a las preguntas sobre las sugerencias hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un libro publicado hoy, en el que recomienda a España tomar más medidas orientadas al mercado laboral.

"La volatilidad del desempleo en España parece estar en buena parte debida a la rigidez de los salarios, la insuficiente flexibilidad de las condiciones laborales y la alta dualidad del mercado laboral", afirma el Fondo en la publicación.

El FMI reconoce el "significante progreso"que la reforma laboral de 2012 parece haber introducido, pero señala que el "éxito de la reforma depende de la aplicación", dado que "la eficacia de anteriores reformas se vio comprometida, en parte, por la interpretación restrictiva por los tribunales".

El Fondo recomienda a España reforzar la reforma "mediante la armonización de la protección para los contratos temporales y indefinidos, y por la eliminación de la indexación y de la prórroga automática de los convenios colectivos expirados".

También señala que, "en ausencia de un progreso rápido, los políticos deben preparar planes de contingencia, por ejemplo, proveyendo un sistema de negociación colectiva optativo (opt-in)".

"El Gobierno español analiza las recomendaciones que nos hacen, las leemos con interés. ¿Cómo no vamos a analizar las recomendaciones del FMI? Por supuesto que lo hacemos", dijo De Guindos.

El titular de Economía español recalcó que buena parte de las recomendaciones anteriores del Fondo se pueden ver reflejadas en las reformas.

Respecto a la mención a las decisiones de los tribunales respecto a la aplicación de la revisión de las normas laborales, De Guindos señaló que respeta las decisiones judiciales "absolutamente".

En cuanto a los comentarios del vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Economía, Olli Rehn, quien pidió a España que continúe con la "segunda etapa de la reforma laboral"para reducir la alta tasa de desempleo, De Guindos reconoció que el paro en el país es "insoportable"y que por ello, el Gobierno español "toma medidas".