Actualidad

Hacienda quiere obligar a Madrid a subir los impuestos

La ministra avisa de un alza masiva de impuestos si el PSOE gana las elecciones y apunta a tres frentes: las comunidades con bajos tributos, los "ricos"y las empresas. Un proyecto piloto enviará borradores de la declaración a las compañías como los que ya se envían a los contribuyentes para el IRPF

La ministra avisa de un alza masiva de impuestos si el PSOE gana las elecciones y apunta a tres frentes: las comunidades con bajos tributos, los "ricos"y las empresas. Un proyecto piloto enviará borradores de la declaración a las compañías como los que ya se envían a los contribuyentes para el IRPF

Publicidad

Conforme se acercan las elecciones generales del 10 de noviembre, la ministra de Hacienda ha ido intensificando dos mensajes: los “ricos” y las comunidades autónomas con impuestos más bajos tienen que pagar más. En cualquier caso, el radar de María Jesús Montero apunta especialmente a Madrid, cuyo nombre repite una y otra vez sin cesar cuando es cuestionada por la llamada “armonización fiscal”. Así lo apuntó una vez más en la inauguración del Congreso de Inspectores de Hacienda del Estado, que se celebra en Zaragoza.

La ministra hablo de una “peligrosa carrera fiscal a la baja” y aseguró que en el próximo modelo de financiación autonómica habrá que hablar de la descentralización tributaria y qué ocurre con la armonización de determinados tributos, porque “paradójicamente las comunidades con mas ingresos, y el caso de Madrid es obvio por ser la sede fiscal de las gran parte de las empresas, pueden bajar los tributos, frente a otras comunidades que no tienen esta capacidad de ingresos y que se ven obligadas a bajarlos en una espiral a costa de mermar las arcas públicas y de poner en cuestión los servicios que se prestan a los ciudadanos”.

De hecho, acusó incluso a Madrid de haberse olvidado de su última bajada del IRPF en el cálculo de las entregas a cuenta. “Querían que el resto de españoles pagáramos esa diferencia de tributos que están ellos voluntariamente bajando”, dijo. Hay que tener una cierta igualdad fiscal, en unos parámetros que no provoque una injusticia o que haya comunidades abocadas a bajar impuestos sin poder permitírselo. En este sentido, explicó que la autonomía financiera no puede significar que algunas regiones con menos niveles de renta tengan que hacer el doble de esfuerzo fiscal para recaudar lo mismo que otras con más renta. “No tributan los territorios, tributan los ciudadanos”.

Desde la Comunidad de Madrid contestaron a las intenciones la ministra y aseguraron que lo que se esconde detrás de sus declaraciones es la intención del Gobierno de Pedro Sánchez de perjudicar a los madrileños. "Cuando utilizan el verbo armonizar lo que realmente quieren es que los madrileños dejen de disfrutar de los impuestos más bajos de España y empujarlos al mismo infierno fiscal al que el PSOE somete a los ciudadanos de aquellas regiones donde gobierna.Les invitamos a que se fijen en Madrid pero para copiar nuestro modelo en materia fiscal y abandonen su empeño de subir los impuestos en aquellas regiones donde se ha demostrado que bajarlos genera crecimiento y empleo", señalaron a LA RAZÓN fuentes de la consejería de Hacienda regional. En este sentido, aseguran que "las autonomías del PSOE no bajan los impuestos porque no puedan, sino porque gobiernan en sus territorios con la extrema izquierda, cuyo único anhelo es imponer un modelo fiscal de asfixia a sus contribuyentes, y así financiar sus expansivas estructuras políticas. La Comunidad de Madrid, con los impuestos más bajos de España y una administración eficiente, es la mejor confirmación del sinsentido financiero que defienden los socialistas y Podemos. Madrid es una región que va a seguir llevando a cabo bajadas de impuestos, cumpliendo con sus compromisos electorales, porque es lo que los madrileños han elegido en las urnas", señalaron.

Publicidad

Respecto al control de los grandes patrimonios, apuntó que por la complejidad de estos entramados fiscales hay que “estudiar con los inspectores cuales son las modificaciones legales que permitirían que no hubiese tanta ingeniería fiscal” en estos grandes contribuyentes. “Podría ser el IRPF u otras figuras fiscales para que pague más el que más tiene”, dijo, pese a que hace sólo unos días descartó la subida del IRPF a las rentas altas por tratarse de una medida de Podemos. La impresión es que son los que tienen más herramientas para poder eludir sus obligaciones tributarias. “La ingeniería fiscal agresiva hace que los grandes patrimonios contribuyan al mismo nivel que rentas medias y bajas”, apuntó.

También habló nuevamente de una revisión de Patrimonio y Sucesiones, “porque si esas figuras no se corresponden con la realidad de los patrimonios, pues tendremos que innovar”. Para Montero, no se trata de que las comunidades autónomas vayan a disfrutar de menor autonomía, “sino de hacer un debate sobre si las grandes rentas pagan a las arcas públicas en proporcionalidad a lo que lo hace la clase media y la clase trabajadora”.

Publicidad

De hecho, adelantó que si el PSOE logra formar Gobierno tras las elecciones del 10 de noviembre, su idea es llevar a cabo una gran subida de impuestos en el próximo proyecto de presupuestos. “La apuesta de este Gobierno no es por hacer recortes, sino por disminuir el diferencial entre ingresos respecto al PIB que nos separa de la Unión Europea, entre siete y ocho puntos". Igualar esta diferencia al 100% supondría un aumento de los ingresos tributarios de unos 100.000 millones de euros. Además, recalcó la robustez del actual ciclo económico de España, pese a todas las señales de alarma que apuntan a un súbito frenazo del crecimiento, como ha sido el peor dato de empleo en siete años revelado por la EPA. Habrá que acordar con Bruselas una senda de reducción del déficit que no permita seguir cumpliendo con nuestros objetivos fiscales

La ministra de Hacienda se refirió también a alguna de las nuevas medidas que forman parte del plan estratégico de la Agencia Tributaria para los próximos años. Destaca sobre todo un proyecto piloto para enviar a las empresas un borrador del IVA, muy similar al borrador de la renta que se envía ya desde hace años a las personas físicas para facilitar la elaboración de la declaración. Además, el próximo año se empezarán a enviar los datos fiscales a los propios contribuyentes que tengan que presentar el Impuesto de Sociedades, también para facilitar su tramitación y favorecer el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias.