Iberdrola obtiene un beneficio neto de 1.457 millones hasta junio

El presidente de la eléctrica pide al Gorbierno británico incentivos para atraer inversiones tras el Brexit

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, informó ayer sobre los resultados correspondientes al primer semestre del año. El grupo presentó un beneficio neto de 1.456,7 millones de euros y prevé que en el conjunto del año alcance un beneficio anual por encima del 10%. Galán explicó que, gracias a «un sólido desempeño de la actividad de redes, una buena evolución de los negocios de generación y comercial, y la estabilidad en el negocio de las renovables», estas buenas perspectivas son posibles.

El grupo obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 3.892,1 millones de euros hasta junio, un 1,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Esta evolución muestra que la compañía está cumpliendo su previsión de ir corrigiendo a lo largo del ejercicio el efecto de los impactos atípicos del primer trimeste del año y las fluctuaciones del tipo de cambio, donde se dio una bajada del 6%. El 74% del Ebitda procede de negocios regulados o con contratos de venta de energía a largo plazo, es decir, redes (48%), renovables (21%) y generación regulada (5%).

Las perspectivas estratégicas de Iberdrola para el periodo 2016-2020 han continuado avanzando, ya que quiere alcanzar una inversión de 24.000 millones de euros. Sólo durante el primer semestre del año, invirtió cerca de 1.900 millones de euros, casi un 43% más que en el mismo periodo del año anterior. Entre las inversiones que están en marcha, el presidente destacó la ampliación de varias líneas de metro de Nueva York; la nueva capacidad eólica marina con notables avances en la construcción del parque eólico del Mar Báltico y la construcción de 1.326 nuevos megavatios eólicos terrestres en Reino Unido, EE UU y Brasil; y el aumento de 2.500 MW de potencia instalada en México.

Galán quiso referirse a la situación en Reino Unido, donde recordó que la diversificación geográfica de la compañía y de divisas contribuye a suavizar de forma natural los impactos del tipo de cambio y eliminar cualquier riesgo para el año actual. También lanzó un mensaje de optimismo: «Creemos que el Gobierno británico tiene la oportunidad de implementar medidas adicionales para atraer inversión y garantizar una mayor estabilidad económica».

Dividendo social

Iberdrola ha colaborado al desarrollo económico y social de las regiones en las que está presente durante 2016. La empresa aportó a las arcas públicas durante el último año, 1.536 millones correspondientes a cargas fiscales propias de la compañía y 1.901 millones en impuestos recaudados. Otro pilar fuerte de la compañía fue la creación de empleo, ya que durante el primer semestre el grupo ha realizado 1.287 nuevas contrataciones.