Actualidad

La Bolsa sufre la mayor caída en dos años por miedo a la desaceleración

El Ibex 35 pierde un 2,77% y reduce sus ganancias anuales al 4,36%

El Ibex 35 pierde un 2,77% y reduce sus ganancias anuales al 4,36%.

Publicidad

Hace tres años, los británicos votaron a favor de abandonar la UE y los estadounidenses, de llevar a Donald Trump a la Casa Blanca. Ambas decisiones han desencadenado una serie de sucesos que han colocado al mundo al borde de otra recesión. La guerra comercial de Trump contra medio mundo está llevando cuesta abajo a la misma economía americana a la que pretendía relanzar con su proteccionismo. Y el empeño del «premier» británico Boris Johnson de materializar el Brexit, con o sin acuerdo, el próximo 31 de octubre, ha disparado la incertidumbre de los inversores, que se preguntan qué pasará el día después de la que parece cada día más cercana salida a las bravas del Reino Unido de la UE.

Hoy, todos los temores se han materializado en una pésima sesión bursátil. El Ibex 35 ha registrado su peor jornada desde el 4 de octubre de 2017 y ha perdido los 9.000 puntos –8.912,2– tras caer un 2,77%. A las cuitas globales se han sumado, en el caso de la bolsa española, las nacionales en forma de malos datos de empleo en septiembre.

El selectivo español se ha sumado así a la nefasta jornada de todos los mercados europeos, que cerraron la sesión con fuertes pérdidas. Londres ha caído un 3,16%, el mayor recorte desde en enero de 2016; Fráncfort, el 2,51%; y París, el 2,9%. En el caso de los mercados francés y alemán, es su segunda peor jornada del año.

Con el retroceso de hoy, la ganancia anual del Ibex se queda en un discreto 4,36%.

Publicidad

Entre el martes y hoy, las derivas de Trump y Johnson se han materializado en hechos que han puesto muy nerviosos a los inversores. Ayer se conoció que la producción industrial de Estados Unidos ha caído hasta niveles que no se veían desde 2009, en plena Gran Recesión. Trump volvió a cargar contra la Reserva Federal (FED) y contra su presidente, Jerome Powell, a los que culpa de la debilidad del sector manufacturero y de la fortaleza del dólar, que castiga las exportaciones. «Patéticos», «no tienen ni idea», aseguró en su cuenta de Twitter.

Además, la guerra comercial que mantiene el presidente americano con el resto del mundo ha vivido también otra escala después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizase a Estados Unidos a imponer aranceles a la UE por sus ayudas a Airbus y Bruselas amenace con contramedidas si lo hace. A ello se suma, como destaca Andrés Aragoneses, de Self Bank, la encuesta de empleo ADP que se dio a conocer y que arrojó que EE UU creó 135.000 empleos, por debajo de los 140.000 que se esperaban y del dato anterior, 180.000.

Publicidad

La difícil coyuntura política que atraviesa Trump tampoco ayuda a despejar la incertidumbre económica. Como afirma Sergio Ávila, de IG, «la sombra de la duda política en EE UU continúa estando presente y habrá nuevas testificaciones sobre el juicio político a Donald Trump». Además, añade, «la geopolítica tampoco acompañó ayer, después de que Corea del Norte haya lanzado misiles justo después de confirmar que reanudarán las conversaciones con EE UU».

Desde la eurozona también han llegado malas noticias, pues su inflación se debilitó hasta el 0,9%, la más baja habida desde 2019.

En el mercado de divisas, la libra acusa el momento confuso que vive el Reino Unido y muestra volatilidades más propias de economías emergentes en tanto que el euro ha ganado algo de terreno contra el dólar y se cruzaba a 1.095 (1,093 la víspera). El bono español a 10 años se paga al 0,163%, algo por encima del martes, y el alemán a ese mismo plazo cotiza al -0,550% (0,568 % anterior) con la prima de riesgo en 71 puntos básicos.

El crudo Brent, de referencia en Europa, sigue bajando de precio y tras el descenso del 3,11% de ayer, en la sesión de ayer volvió a retroceder otro 2,5%, hasta los 57,40 dólares por barril, en niveles de principio de agosto.