Economía

La carne y el pescado, mejor en la tienda que por internet

Sólo un 2% de españoles realiza su compra online. De ellos, apenas un 35% adquiere productos frescos en la web, según un estudio de Asedas

Sólo un 2% de españoles realiza su compra online. De ellos, apenas un 35% adquiere productos frescos en la web, según un estudio de Asedas

Publicidad

A la hora de comprar productos frescos, los españoles lo tienen claro: mejor hacerlo en la carnicería o la frutería de turno que a través de internet. Aunque el comercio online cree en España a doble dígito desde hace años, la alimentación sigue reportando datos muy modestos. Apenas un 2% de los españoles hace la compra sólo por internet, según el III Observatorio para la Evolución del Comercio Electrónico de Alimentación elaborado por la patronal de los supermercados (Asedas) y las universidades Complutense y Autónoma de Madrid. Se trata de un porcentaje algo inferior al del ejercicio anterior.

Si hay algo a lo que los españoles son renuentes es a comprar cualquier producto fresco que antes no puedan ver. Es algo que, según aseguran en el sector, es inherente al carácter del español, que necesita comprobar su estado y gusta del consejo de su pescadero o carnicero antes de comprar. Este hándicap, aseguran, está frenando el despegue de la venta de la alimentación a través del canal online, que en países como Gran Bretaña o Francia alcanza ya cotas del 10%.

El propio estudio de Asedas lo pone de manifiesto. Aunque un 20% de los encuestados reconoce que realiza la compra de forma mixta por internet y en la tienda, este sector de población se decanta de forma mayoritaria por adquirir los frescos en una tienda física.

Cuando se pregunta por los motivos que llevan al 76% de los españoles que sólo hacen su compra en una tienda los motivos por los que no quieren el canal online, emerge una mezcla de motivos culturales y de desconfianza. El principal, con más de un 20% de respuestas, es que prefieren ver y comprobar los productos antes de adquirirlos; otro de los fundamentales, con más del 15%, es que hacen la compra en una tienda por costumbre y no quieren cambiar; con un 12% se sitúa la desconfianza hacia el estado en que pueda llegar a su casa el producto adquirido a través del canal online; y con casi un 10%, que hacen la elección de los frescos a la vista de lo que hay en el día.

Publicidad

Los que compran online lo hacen por conveniencia. Mayoritariamente, por falta de tiempo, por comodidad y porque la distancia hasta la tienda es grande. Productos pesados o de gran tamaño, con artículos de droguería e higiene personal están entre los más demandados por estos compradores, que suelen ser familias numerosas de cinco o más miembros y con rentas altas.