La CEOE exige «rigor» en los Presupuestos

Montero defiende ante los empresarios unas cuentas que aprueban un «hachazo» fiscal de 6.200 millones.

Montero defiende ante los empresarios unas cuentas que aprueban un «hachazo» fiscal de 6.200 millones.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, exigió ayer al Gobierno «rigor presupuestario» ante la aprobación de los nuevos impuestos y el alza de otros ya existentes, que supondrá un «hachazo» fiscal de 6.200 millones de euros a las empresas. Entre los primeros, destacan las tasas a las transaciones financieras y a determinados servicios digitales. Garamendi, antes del encuentro en el que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó el contenido de la ley de los Presupuestos para 2019 a la patronal, recordó que los empresarios no son «partidarios» de ampliar el déficit por encima de 1,3%, tal y como fijan los Presupuestos.

A su llegada al encuentro, la ministra Montero explicó que las empresas podrán deducirse en el Impuesto sobre Sociedades la conocida como «tasa Google», algo que, «en principio», también podría extenderse al impuesto a las transacciones financieras («tasa Tobin»). La titular de Hacienda defendió que el aumento de la presión fiscal por el impuesto digital sólo afectará a las grandes tecnológicas con escasa presencia en España y a las «que se dedican a hacer un tratamiento de los datos de los ciudadanos para posteriormente hacer una publicidad a la carta», así como a «ofertar productos personalizados», con el «rastro» que haya podido dejar el ciudadano. La ministra insistió en que el proyecto «favorece al tejido empresarial de nuestro país». Montero defendió que el Presupuesto «aporta valores indudables al crecimiento económico y a la creación de empleo».

No obstante, los empresarios, que se oponen radicalmente a las nuevas cuentas, no están tan seguros de que sean las cuentas «que necesita la economía». «Es tremendamente importante mantener la competitividad española, teniendo en cuenta que la inflación es baja, pero los salarios están aumentando más que la productividad», valoró el presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, durante las jornadas sobre fiscalidad empresarial organizadas por la Comunidad Global de Directivos APD. Fernández de Mesa considera que las previsiones de ingresos del Gobierno «no son creíbles» y «están infladas». Además, criticó que las empresas concentren el 77% de la nueva carga tributaria y recordó que el 0,2% de las 700 mayores empresas representan la mitad de los ingresos del Impuesto sobre Sociedades, por lo que no es cierto que tributen poco, mientras que son las que más invierten en investigación y desarrollo, según informa Efe. «Son muy mejorables», concluyó Fernández de Mesa sobre las cuentas que se están tramitando en el Parlamento.