La Eurocámara apoya la reforma de la PAC

España insiste en pedir la prórroga del régimen de cuotas lácteas

Los miembros de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo han emitido ya su dictamen sobre las propuestas de la Comisión Europea para reformar la PAC. Los eurodiputados aceptan las grandes líneas del texto remitido en su día por el Colegio de Comisarios, que recogía destinar el 30 por ciento del dinero de los «sobres nacionales» para ayudas directas al llamado «reverdecimiento»; la convergencia tanto externa (entre los estados miembros) como interna (dentro de cada uno de los estados) de las ayudas; la limitación de los pagos que se pueden recibir en cada una de las explotaciones y el reforzamiento del poder de negociación de los productores frente a la industria y a las grandes cadenas de distribución. Sin embargo, al tramitar las más de 8.000 enmiendas que se han presentado a lo largo de los últimos meses, también han aceptado modificar sensiblemente los criterios del citado «reverdecimiento», uno de los puntos más polémicos de la propuesta de la Comisión Europea.

El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha mostrado su satisfacción por el aval de los eurodipu-tados a una parte significativa de sus tesis. Según él, «la votación confirma los principios formulados por la Comisión Europea». No obstante, también ha criticado dos elementos: lo que considera dilución de las medidas de reverdecimiento y la autorización para que haya un doble pago por los esfuerzos de carácter medioambiental que realicen los perceptores de las ayudas. Sin embargo, no estamos todavía ante el final de la tramitación parlamentaria, porque ahora toca que se pronuncie el Pleno de la Cámara.

Nuevo marco financiero

Esto podría suceder durante la sesión del próximo mes de marzo, siempre y cuando para entonces la Cumbre Europea, que se celebrará durante la próxima semana, haya aprobado el nuevo Marco Financiero de la UE para el periodo 2014-20 y haya decidido la cantidad de dinero que se destinará a financiar la PAC. En caso de que no se alcance este acuerdo, tampoco habrá dictamen definitivo del Parlamento.

Mientras tanto, desde el punto de vista español, y según las primeras evaluaciones, no oficiales, hechas por los expertos del Ministerio de Agricultura, lo aprobado por la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo recoge las peticiones del equipo de Arias Cañete. Así, estas fuentes destacan, por ejemplo, el margen que se da a los estados miembros a la hora de definir la figura de agricultor activo, las medidas para flexibilizar la aplicación de los requisitos del reverdecimiento o la posibilidad de limitar la superficie con derecho a recibir las ayudas de la PAC. Este último punto es una de las principales preocupaciones que tiene en este momento la delegación española. No obstante, el texto aprobado por la citada Comisión también recoge medidas que no gustan en España, como el rechazo de los eurodiputados a que se prorrogue el régimen de cuotas lácteas.