Actualidad

La nueva ayuda por guardería de hasta 1.000 euros será tramitada por los centros

Las madres beneficiadas por la medida no tendrán que aportar ningún justificante

Las madres beneficiadas por la medida no tendrán que aportar ningún justificante.

El incremento de la deducción por maternidad, que permitirá a las madres con hijos en guarderías o escuelas infantiles autorizadas deducirse hasta un máximo de 1.000 euros en el IRPF, no requerirá tramite alguno por parte de las beneficiarias. El conocido como “cheque guardería” tendrá que ser solicitado por los propios centros educacionales mediante la presentación del modelo 233, según ha aclarado la propia Agencia Tributaria (AEAT) ante las dudas surgidas en los últimos días entre las madres beneficiadas por la medida. “Para la práctica de esta deducción estatal no es necesario aportar ningún justificante emitido por la guardería o centro de educación infantil autorizado”, explica la AEAT en una nota, en la que añade que el periodo de presentación se prolongará este año hasta el próximo 15 de febrero.

Entre la información que la guardería deberá remitir a la Agencia Tributaria se incluyen los NIF de los progenitores del niño. En ningún caso será obligatorio que aporte el NIF del menor puesto que, legalmente, no tienen obligación de tenerlo, aclaran desde la AEAT. Aquellos que dispongan del mismo podrán aportarlo, pero será suficiente con que las escuelas remitan el nombre, apellidos y fecha de nacimiento del niño para completar del modelo 233, explican. La guardería o centro educativo también tendrá que comunicar los meses completos que el menor ha estado en el centro y los gastos anuales pagados, entre los que se incluyen los abonados por la inscripción y la matrícula, la asistencia, en horario general y ampliado, y la alimentación. Hacienda considerará tanto el importe pagado por la madre como el satisfecho por el otro progenitor, adoptante, tutor o acogedor. También deberá indicarse el importe subvencionado que se abone directamente a la guardería o escuela.

La cantidad que las madres podrán deducirse se calculará en función tanto de sus ingresos como de los gastos en la guardería o la escuela infantil por lo que no todas las madres podrán llegar a los 1.000 euros.