Economía

AliExpress suma ya dos millones de usuarios diarios en España

La compañía trabaja con la banca para que las pymes españolas puedan vender cuanto antes a Latinoamérica desde su web. En la segunda mitad de año podrán comercializar ya sus productos en Rusia y la UE

La compañía trabaja con la banca para que las pymes españolas puedan vender cuanto antes a Latinoamérica desde su web. En la segunda mitad de año podrán comercializar ya sus productos en Rusia y la UE.

Publicidad

Llegar a Latinoamérica no es fácil para una pyme española. No por la distancia geográfica que separa ambas orillas del Atlántico, sino por el coste que este océano implica. Cruzarlo conlleva unos enormes costes logísticos que no pueden afrontar. Pero las cosas cambiarán en breve. AliExpress, la marca a través de la cual opera en España el gigante chino líder mundial del comercio electrónico Alibaba, está trabajando para hacerlo posible. Su idea es que las pymes españolas puedan vender prontos sus productos en Latinoamérica a través de la web del gigante chino. «Estamos trabajando con los bancos porque la cuestión del cambio de divisas es complicada», aseguran desde la compañía. Donde podrán vender sus productos antes de verano por medio de esta herramienta es en China, según confirman estas mismas fuentes.

Con la apertura de los mercados latinoamericano y ruso, las pymes españolas accederán a dos mercados que aglutinan 1.150 millones de potenciales clientes que se sumarán a los 500 millones de la Unión Europea a los que ya tienen acceso desde principios de año. AliExpress lanzó su «marketplace» internacional para pequeñas y medianas empresas nacionales en enero limitado a la UE. En este momento, unas 500 compañías venden sus productos en Europa a través de la plataforma china, aunque la compañía espera que a finales de año sean «varios miles» las que lo hagan. Para ensanchar esta base, organizarán y asistirán a eventos, aunque lo fundamental, explica el gigante del comercio online, es que no busca un perfil determinado de pyme sino aquellas que muestren interés.

Las ventajas del «marketplace» para estos pequeños negocios son evidentes. Antonio Martínez, consejero delegado de Shoes&Blues, una empresa valenciana de zapatos que vende a través de AliExpress, asegura que, aunque están empezando, ya notan una mejora en sus ventas. Y no sólo por medio de la plataforma. «AliExpress nos proporciona una imagen propia dentro de su web. Nos hace el trabajo de márketing y eso nos ha permitido incrementado también nuestras ventas directas porque se nos conoce a través de ellos», explica. La comisión que pagan a AliExpress por beneficiarse de su «marketplace» una de las más bajas del sector, según la compañía china– les sale muy a cuenta, asegura Martínez. El salto a Latinoamérica o Rusia para una compañía de este tipo, con seis empleados, sería imposible en solitario porque les obligaría a afrontar unos costes logísticos inasumibles. Pero AliExpress les brindará un apoyo en este área que les permitirá dar este paso.

Latinoamérica es un mercado para el que España resulta fundamental para la compañía fundada hace diez años por Jack Ma. Los lazos culturales y económicos que unen a la exmetrópoli con sus excolonias son tan sólidos como evidentes. Por eso, la Península constituye una puerta de entrada inmejorable a este mercado, así como al resto de Europa. Aunque, aun constituyendo un punto en el mapa con muchas ventajas, el éxito de la compañía en nuestro país tiene algo de azaroso. Fuerz de China, España es, tras Estados Unidos y Rusia, el tercer mercado más importante para AliExpress en cierta medida por «una selección natural», afirman desde la compañía. Se ha convertido en uno de los mercados con mayor penetración sin que a priori pareciera el plan inicial. El crecimiento es palpable. El año pasado, el número de usuarios diarios de la web del gigante online chino era de 1,2 millones. Este ya ha llegado a los 2 millones, un 66,6% más.

Publicidad