Los emergentes y la gran banca

La Razón
La RazónLa Razón

Un informe de Deutsche Bank ponía ayer negro sobre blanco los temores que el mercado europeo tiene respecto a la desaceleración de los países emergentes. No es otro que el impacto en los balances de los grandes bancos cuyas economías de origen cada vez aportan menos a sus balances. La aportación emergente representa el 95% de los beneficios de BBVA, el 77,8% de los de Unicredit y el 76,8% de los de Santander, según los cálculos de la entidad germana. Estos tres gigantes son las más expuestos del sector financiero europeo a una crisis de divisas o de desaceleración económica como la que se vive actualmente en este tipo de países, un escenario que el banco alemán pronostica que seguirá siendo adverso en los próximos meses. Es decir, que los dos grandes bancos españoles, los que mejor han capeado la crisis española diversificándose por el resto del mundo, se enfrentan, según Deutsche Bank, a un ejercicio mucho más complicado que el pasado. España cada vez aporta menos al beneficio conjunto de estos dos gigantes, más bien resta en el caso de BBVA. Los bancos centrales deben contener la hemorragia cuanto antes.