Los españoles, inmovilistas en el trabajo

A un 26% de los españoles les gustaría quedarse en su trabajo toda la vida
A un 26% de los españoles les gustaría quedarse en su trabajo toda la vida

La barrera del idioma y una población envejecida lleva a los empleados a querer permanecer en su puesto de trabajo. Los «millennials» invierten esta tendencia.

La mayoría de los españoles no está satisfecho con el sueldo que gana y, sin embargo, cuatro de cada diez desea quedarse el mayor tiempo posible en su trabajo, una década como mínimo. De hecho, a un 26% le gustaría quedarse toda la vida, una cifra que en Europa sólo es superada por los belgas. Según el informe «El estilo de vida de los españoles», elaborado por la consultora Nielsen, a los españoles les gusta darse un tiempo en el trabajo. Tal es así que somos junto con los checos los que menos pensamos en cambiar de empleo cuando no llevamos ni un año en el mismo, un 9% nada más. Según Carmen Hernández, consumer research manager de Nielsen, «arrastramos la filosofía de nuestros padres del trabajo para toda la vida. La incertidumbre que ha provocado la crisis, ha transformado a los españoles en inmovilistas. También hay que considerar sobre todo que el 30% de la población española es mayor de 50 años, tenemos una población envejecida que prefiere la seguridad en el empleo».

El sueldo

Los españoles son los trabajadores de las cinco grandes economías europeas (España, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia) que más descontentos están con lo que ganan, un 43%. Sólo los franceses muestran un disgusto parecido al nuestro (38%) seguido de cerca por los italianos (35%). En Reino Unido y Alemania es donde hay mayores porcentajes de ciudadanos contentos con lo que ganan, casi la mitad, cuando España, Italia y Francia apenas representan una tercera parte. Aunque descontentos con el salario, entre las prioridades de los españoles no está ganar más dinero. Gozar de salud es lo que prefiere la mayoría de españoles (44%), seguido de una buena carrera laboral (39%) y de pasar tiempo con la familia (36%). Un 33% prefiere viajar y sólo un 19% ganar dinero, mientras que para un 13% su prioridad es comprarse una casa. A pesar de estar insatisfechos con lo que ganan, los españoles sí se muestran conformes con su trabajo actual. Un 65% está contento por trabajar «en lo suyo», es decir, aquello para lo que se ha preparado académicamente, o bien le gusta más. Además, cerca de un 60% valora positivamente el ambiente laboral y la camadería con los compañeros. Incluso, algo más de la mitad está de acuerdo con cómo su empleo y si vida personal se equilibran.

Sin embargo, son los «millennials» (la generación de los 80) los que anuncian cambios en la forma de ver el trabajo. Se espera que, en 2016, un 25% de ellos deje su puesto de trabajo, una cifra que ascenderá al 52% en 2020 frente al 44% en Europa, lo que sitúa a los españoles entre los más leales a su empresa, según destaca la quinta edición del «Estudio Millennial Survey» realizado por Deloitte. Se dice de esta generación que puede llegar a cambiar hasta 15 veces de trabajo. En 2025, un 75% de la plantilla la conformarán los «millennials». Trabajar para garantizar la permanencia de este colectivo debe ser uno de los objetivos prioritarios de las empresas. La necesidad de mayor flexibilidad, la conciliación personal y profesional y los valores corporativos son factores que han ganado peso a la hora de tomar decisiones en cuanto a elegir un lugar de trabajo. A este respecto, el estudio resalta que un 44% de los «millennials» ha rechazado en alguna ocasión un puesto de trabajo por no coincidir sus valores con los de la empresa y el 56% ha descartado de manera definitiva trabajar con determinadas compañías por cuestiones éticas o morales. «Es importante que las empresas adapten su cultura a estas personas, para asegurarse su permanencia, su “engagement”. Su trabajo va unido a los valores, a la ética, a cumplir con sus expectativas, a la flexibilidad; ellos no conciben el trabajo separado de su vida. No creen en las carreras profesionales, para ellos avanzar es designarles en aquellas tareas que les gusta», explica Idoia De Paz, directora de Human Capital de Deloitte.

Uno de los motivos para el optimismo es que la opinión sobre el impacto de las empresas en la sociedad se mantiene en cifras muy altas (un 73% lo califica de positivo). Además, el porcentaje de jóvenes que considera que las empresas tienen, en general, un comportamiento ético se ha elevado del 52% al 58%. Sin embargo, la mayoría de los «millennials» consultados desearían que las compañías se centraran más en las personas (empleados, consumidores y sociedad), en los productos y en su propósito final que en los beneficios. A este respecto, un amplia mayoría (87%) considera que el éxito de una compañía no debería medirse solamente por criterios financieros.

Horarios

Otra de las cuestiones más demandadas y más populares entre los jóvenes es disponer de mayor flexibilidad laboral, tanto en lo que respecta a horarios como en lo relativo al lugar de trabajo. Al 75% de los jóvenes les gustaría trabajar fuera de la oficina, pero sólo el 43% tiene la posibilidad de hacerlo. Compartir los valores personales con los corporativos es fundamental para esta generación; un 70% considera que sí ocurre. Y es que entre los aspectos que más influyen a la hora de tomar decisiones relacionadas con el trabajo, los valores son el primer factor. En cuanto a los «millennials» que desean cambiar de puesto de trabajo en los cinco próximos años, el porcentaje es mayor en jóvenes que proceden de países con economías emergentes (69%) que en los procedentes de los países desarrollados (61%), pero existen importantes excepciones (Reino Unido, con un 71% o Estados Unidos, con un 64%) que confirman que no se trata de una cuestión meramente económica.

Pese a que el 77% de los consultados consideran que tienen el control de su carrera profesional, la mayoría de jóvenes desearía dedicar más tiempo a desarrollar sus habilidades profesionales, así como que los profesionales séniors de las empresas inviertan tiempo y esfuerzo en programas de formación y asesoramiento a los empleados de menor categoría.

Trabajar en la oficina, lo que más nos gusta

El informe «El estilo de vida de los españoles» eleborado por Nielsen, también recoge información sobre el trabajo soñado por los españoles. A un 18% le va un trabajo más de oficina ya sea en una administración pública o en una empresa privada. Otros puestos soñados o perseguidos por los españoles tienen que ver con la educación (8%), salud (7%) y la tecnología, ingeniería y matemáticas (7%), sin olvidar el turismo y la hostelería (7%).