Economía

Los trabajadores públicos disminuyen un 1% en el último año

De los 2,5 millones de empleados, la mitad trabaja para las autonomías

Publicidad

En España hay 2.522.631 personas que trabajan al servicio de las administraciones públicas. Teniendo en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística, hay 17,5 millones de personas ocupadas, esto significa que uno de cada siete trabajadores desempeña una función pública. Según el último boletín estadístico, publicado ayer por el Ministerio de Hacienda, al cierre del primer semestre de 2014 los empleados públicos eran 28.492 menos que a comienzos de año. Es decir, un descenso del 1,1%.

La estadística vuelve así a reducirse, después de que el personal empleado por las administraciones se incrementase un 0,13% en el segundo semestre de 2013, frenando ligeramente los ajustes anteriores. De hecho, en los últimos doce meses, la bajada es de sólo un 0,98%. No obstante, en comparación con los datos de enero de 2012, las administraciones públicas han perdido un 6,08% de su personal. En total, 163.206 empleados menos.

De los 2,5 millones de trabajadores públicos que hay en nuestro país, la mitad trabaja en la administración de las comunidades autónomas (CC AA), un 22% están empleados por los entes locales, un 21%, por el Estado, y un 6%, por las Universidades. En concreto, esto supone que 1,27 millones de personas trabajan al servicio de las CC AA; 556.000, en ayuntamientos, diputaciones, cabildos y consejos insulares; 540.000, en la Administración General del Estado; y 148.000, en los centros universitarios.

Entre enero y junio de 2014, el Estado fue la administración que cargó con la mayor parte del peso del recorte de empleo público, con un descenso del 3,3%. Así, dos de cada tres puestos perdidos correspondieron al Estado, sobre todo por el ajuste de 14.585 personas en las empresas públicas y organismos con régimen específico, como el Banco de España, Radio Televisión Española, Instituto Cervantes, y otras organizaciones de naturaleza similar.

Publicidad

Comunidades autónomas y corporaciones locales apenas redujeron sus empleados un 0,6% y un 0,8%, respectivamente. Aquí, el mayor recorte se dio en el personal docente no universitario. Maestros de escuelas e institutos públicos perdieron 6.133 efectivos en el primer semestre del año. Por otra parte, mientras que los trabajadores en los ayuntamientos bajaron un 1,1%, los de diputaciones, cabildos y consejos insulares se incrementaron un 1,7%. En el caso de las Universidades, los trabajadores aumentaron en 1.796, es decir, un 1,2%. Sin embargo, teniendo en cuenta el último año, el empleo público universitario cae un 0,9%.

Del total de trabajadores públicos a julio de 2014, el 63% tiene la categoría de funcionario; el 24% es personal laboral y el 13%, el resto del personal. Se observa además que hay mayoría de mujeres (53,84%) frente a hombres, que representan el 46,16% del empleo público. Tres cuartas partes de todo el personal de las administraciones tiene entre 40 y 59 años.

Publicidad

77.000 guardias civiles

Del algo más de medio millón de personas al servicio del Estado, 144.000 pertenecen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado –77.000 guardias civiles y 67.000 policías nacionales– y casi 120.000 son militares. En el caso de las Fuerzas Armadas se ha producido un descenso del 1,6% en los últimos seis meses, es decir, 2.000 empleos menos.

Del resto del personal estatal, 115.000 personas trabajan en los ministerios; 28.000, en la Seguridad Social; casi 27.000, en la Agencia Tributaria; 24.000, en los centros penitenciarios; y casi 25.000, en la Justicia. De estos últimos, 6.849 son magistrados y jueces, hay 3.131 fiscales y los 14.917 restantes, otro tipo de personal, sobre todo administrativo. Además, 1.348 personas trabajan en Patrimonio Nacional y 6.890, en docencia no universitaria.