MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
05:29
Actualizado

Los turistas de «sol y playa» dejan las costas españolas y se van a las turcas

El bajo coste es el principal incentivo Los destinos nacionales pierden competividad frente a Turquía por su relación calidad-precio y por su oferta de trasplante capilar

  • Vista de la playa de Binisafúller, en Menorca
    Vista de la playa de Binisafúller, en Menorca /

    Efe

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de agosto de 2019. 20:28h

Comentada
Inma Bermejo.  Madrid. 17/8/2019

ETIQUETAS

Los turistas ponen rumbo al este. TUI Group, el mayor operador turístico del mundo, ha detectado retrasos en las reservas de clientes durante el tercer trimestre debido a la incertidumbre del Brexit y al cambio en la demanda del Mediterráneo occidental al este. Mientras que el atractivo turístico español desciende, los establecimientos turcos han logrado «una mejora significativa», señala el touroperador.

Sus precios imbatibles y su sólida oferta de sol y playa han convertido a Turquía en el rival a batir. 2016 fue su peor año. Varios atentados perpetrados por grupos yihadistas, un intento de golpe de estado y los enfrentamientos con Rusia y Estados Unidos, entre otros, tambalearon los cimientos del país. Turquía era un lugar a evitar. Sin embargo, la vuelta a la estabilidad ha conseguido recuperar a los desencantados visitantes extranjeros. Al cambio, una lira equivale a 0,16 euros, lo que la consagra como el destino ideal para aquellos viajeros con un presupuesto reducido.

Al incentivo económico le respalda el seductor patrimonio cultural y natural de destinos como Antalya, Pamukkale o Estambul. Por otro lado, Turquía también se ha convertido en un enclave del turismo de salud, gracias a tratamientos médicos como el trasplante capilar que, además, cuenta con el respaldo económico del Gobierno. De igual manera, se ha producido una gran mejora en sus conexiones. La inauguración del Aeropuerto Internacional de Estambul lo convierte en uno de los más grandes del mundo y la compañía aérea nacional, Turkish Airlines, cubre más de 300 aeropuertos en 123 países.

Durante 2018, 40 millones de turistas eligieron Turquía como su destino vacacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística turco. Las llegadas dejaron unos ingresos de 26.500 millones de euros, con un gasto de 518 euros por persona.

Pese a que España le doble en número, con más de 82,6 millones de turistas en 2018, el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, ha recalcado la necesidad de llevar a cabo «una reconversión» de los destinos españoles para lidiar con la amenaza de una pérdida de competitividad frente a otros mercados como Túnez, Egipto o Turquía. Algunos de los destinos más populares como Salou, Ibiza o Mallorca están sufriendo la desaceleración de la demanda de «sol y playa». «Si seguimos manteniéndonos en el turismo "comodity", lo que se vende por precio, estamos perdidos», opinó Zoreda en declaraciones a Efe. El vicepresidente de Exceltur indicó que, aproximadamente el 60% de la demanda turística en España es la de «sol y playa». Asimismo, recalcó la urgencia de reconvertir gran parte de los «destinos maduros» en busca de nuevos perfiles y de una oferta de calidad que aumente los ingresos y mejore el empleo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs