Nueve empresas acaparan la compra de deuda española del BCE

La mitad de las emisiones adquiridas corresponde a Telefónica, Iberdrola y Repsol, con vencimiento entre seis meses y 30 años

La institución que dirige Mario Draghi comenzó a adquirir deuda corporativa de empresas no bancarias el pasado 8 de junio
La institución que dirige Mario Draghi comenzó a adquirir deuda corporativa de empresas no bancarias el pasado 8 de junio

El Banco de España ha adquirido deuda corporativa de las principales empresas no financieras del Ibex 35, entre ellas Telefónica, Iberdrola y Repsol, dentro del programa de compras del Banco Central Europeo (BCE) para incentivar la economía de la eurozona. Además de estas tres empresas, el organismo que dirige Luis María Linde se ha hecho con títulos de deuda de emisiones lanzadas en el pasado por Gas Natural, Red Eléctrica, Enagás, Abertis, Mapfre y Redexis, según los datos recabados por Efe.

Los bancos centrales de España, Alemania, Francia, Italia, Bélgica y Finlandia, que llevan las compras de activos coordinados por el Banco Central Europeo (BCE), publicaron ayer el listado de emisiones adquiridas, aunque sólo el Bundesbank detalló el nombre de las empresas. En el caso del Banco de España, de momento la institución ha adquirido deuda corporativa de 40 emisiones distintas, de las que más de la mitad correspondía a Telefónica, Iberdrola y Repsol.

El BCE comenzó a comprar el pasado 8 de junio deuda corporativa de empresas no bancarias con grado de inversión, es decir, que no fueran consideradas bonos basura por las principales agencias de calificación crediticia, y de momento lleva destinados unos 10.400 millones. El vencimiento mínimo de la deuda corporativa que adquiere el BCE es de seis meses y el máximo de hasta 30 años. El Bundesbank también ha comprado bajo el paraguas del BCE deuda corporativa de Telefónica Deutschland, filial alemana de la operadora española.

La insitución bancaria europea comprará un máximo de un 7% de cada emisor o, incluso, menos en el caso de empresas públicas que serán tratadas como en el programa de compra de deuda pública, donde los límites son del 25% para la deuda soberana y del 33% para las instituciones públicas. El sector de empresas proveedoras de energía es el que más volumen de deuda tiene, seguido del de bienes industriales.