Actualidad

Sacyr mantendrá las obras del Canal mientras la UE media con Panamá

La Razón
La RazónLa Razón

Las obras de ampliación del Canal de Panamá no se detendrán hoy. Aunque el ultimátum dado por el consorcio constructor encabezado por Sacyr decretaba la paralización el 21 de enero de los trabajos si el gestor de la vía no le satisfacía entonces los 1.200 millones de euros en sobrecostes que le reclama –y todavía no hay acuerdo–, la irrupción de un nuevo actor en el contencioso ha alterado los planes. A petición del consorcio de Sacyr, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), la Comisión Europea se ha comprometido a mediar entre ambas partes, según confirmó el vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani. «Lo más urgente es conseguir tiempo», declaró Tajani al filo de las cinco y media de la tarde de ayer. Apenas una hora después, el GUPC, en un escueto comunicado, sin retirar la amenaza de paralización, dejaba la puerta abierta a una prórroga para seguir negociando. «GUPC no tiene por qué realizar mañana –por hoy– ningún cambio en el estatus de la obra, ya que el preaviso enviado el día 30 –de diciembre– da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21, sin que en este momento ese escenario este contemplado», dijo el consorcio. En el comunicado, el consorcio añadía que aunque no tiene previsto detener las obras hoy, su «consejo de administración podrá evaluar la situación y tomar la decisión que corresponda en cualquier momento», lo que, en la práctica, supone enviarle a la Administración del Canal de Panamá (ACP) el mensaje de que es posible seguir negociando, pero no de forma eterna ni plegándose por completo a las exigencias panameñas. El organismo que dirige Jorge Quijano ha propuesto un desembolso conjunto de 148 millones de euros y la moratoria de dos meses en el pago de un anticipo de 61,4 millones de euros otorgado al GUPC.

El consorcio, por su parte, planteó que la ACP pusiera 296 millones y el GUPC otros 74, mientras que Impregilo difundió a través de los medios una propuesta que implicaba que la Autoridad desembolsara ente 370 y 740 millones.

Ambos planteamientos de los contratistas fueron rechazados por Quijano con el argumento de que están «fuera del contrato».

La CE, a la que el GUPC pidió su mediación por carta el fin de semana, cree que «una ruptura del diálogo sobre una gran obra que está además muy avanzada no interesa a nadie. Perdería sobre todo Panamá, que ha impulsado una obra clave para su país, pero también perderían por supuesto las empresas europeas y el comercio mundial en general», explicó Tajani.

En un comunicado, el vicepresidente de la CE aseguró que se pondrá en contacto en las próximas horas con los gobiernos de España, Italia y Bélgica, de donde son las empresas del consorcio, así como con el país centroamericano. También dijo que hablará con los responsables del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y con las autoridades panameñas.

La mediación de Bruselas se produce después de que la ministra de Fomento española, Ana Pastor, lograse el pasado 6 de enero que ambas partes volviesen a sentarse a negociar, aunque los contactos posteriores no han servido para desbloquear la situación.

Según la agencia Efe, en diciembre ambas partes llegaron a un preacuerdo en presencia de la aseguradora Zurich que, finalmente, la ACP no firmó.

PERFIL

Antonio Tajani. Vicepresidente de la CE

Un gran conocedor de la zona

El italiano Antonio Tajani aseguró ayer ser un buen conocedor de Latinoamérica y de los sobrecostes en las grandes obras públicas, sobre todo de las europeas. Falta le van a hacer ambos conocimientos para desatascar la negociación que Sacyr y la ACP se traen entre manos. Tajani, nacido en Roma en 1953, además de vicepresidente de la CE, es comisario de Industria y Emprendimiento, lo que le ha llevado muchas veces a América. El político italiano, fundador de la Liga Norte, fue también portavoz del Gobierno de Silvio Berlusconi hasta que en 1994 fue elegido eurodiputado.