Toxo apuesta por «repensar» el sindicato y aboga por su independencia financiera

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha defendido hoy la idea de "repensar"el sindicato y para ello ha apostado por la independencia financiera para que dependa sólo de las cuotas de los afiliados y por adelgazar "la superestructura política"para reorientar sus recursos.

En su intervención en el plenario del congreso de CCOO-Andalucía, que se celebra en Sevilla, ha denunciado la "brutal campaña para acabar con la capacidad del sindicalismo de ser la barrera al avance imparable de las políticas"del Gobierno, pero ha matizado que "no todo depende de agentes externos".

Ha llamado a hacer una autocrítica para saber "dónde fallan y las cosas que hay que corregir, que son unas cuantas", y ha abogado también por la independencia respecto a los partidos y por la financiera para depender de las cuotas que pagan los afiliados.

Toxo ha reconocido que CCOO ha resultado "contaminada en parte de la fase de abundancia de recursos"que había en España antes de la crisis y, por eso, ha sostenido que ahora debe adelgazar su "superestructura política"y "reducirla sensiblemente para orientar los recursos donde son mas necesarios".

Ha abogado por mejorar la relación con los jóvenes, que "no ven al sindicato como una referencia, como tampoco la inmensa mayoría de los parados"y, por eso, ha dicho que hay que adecuar las estructuras con las que opera para que la gente "nos vea como una herramienta al servicio de los trabajadores".

En su intervención también se ha referido a la crisis económica y a la corrupción política y ha alertado de que se "está incubando un conflicto social de proporciones en todos los ámbitos de la vida del país"y, por eso, ha clamado por un cambio en el rumbo de la política social y económica.

Ha vaticinado que se anticipa un arranque de 2013 que, "si no se corrige, puede ser peor que 2012"y ha emplazado al Gobierno a que se apresure a prorrogar el plan Prepara de ayuda a los parados que han agotado las prestaciones y a corregir algunos puntos para que alcance a más personas y frene "la miseria y la exclusión social".

Asimismo, ha planteado una renta mínima garantizada como derecho ciudadano porque "no es de recibo que los poderes públicos asistan sin mover un músculo"a la situación en la que cada vez más personas no tienen lo básico, y ha rechazado que la gente esté en paro mientras tiene ayudas y que cuando las agota encuentra un empleo.