Un grupo chino compra por 10.000 euros el aeropuerto de Ciudad Real

Tzaneen ha sido la única empresa en presentar una oferta en la subasta

El aeropuerto de Ciudad Real donde Tzaneen prevé crear una gran plataforma logística especializada en transporte y distribución de mercancías
El aeropuerto de Ciudad Real donde Tzaneen prevé crear una gran plataforma logística especializada en transporte y distribución de mercancías

La mercantil Tzaneen International adquirió ayer el Aeropuerto Central de Ciudad Real, en concurso de acreedores desde 2009, por 10.000 euros al contado en la subasta judicial celebrada en la Audiencia Provincial de la ciudad manchega, gracias a presentar la única oferta por el aeropuerto.

Tzaneen fue creada el pasado mes de marzo en Madrid con un capital de 4.000 euros y ha sido la única en presentar una oferta por la infraestructura aeroportuaria, en cuya construcción se invirtieron 450 millones de euros y que fue el primer aeropuerto de iniciativa privada en España.

El comprador aseguró ayer que el desarrollo futuro de la operación incluye la adquisición de la zona complementaria del aeropuerto, construcción de instalaciones, equipamientos y naves, por lo que la inversión total podría alcanzar entre los 60 y 100 millones de euros.

La empresa adjudicataria confesó que este es el primer paso para crear una gran plataforma logística en Ciudad Real, especializada en transporte, almacenaje y distribución de mercancías de diversas áreas geográficas, con especial atención al mercado chino porque consideran que puede ser un gran operador comercial interesado en utilizar la ciudad como cabeza de puente para sus productos.

Además, prevén que se creen miles de puestos de trabajo directos e indirectos y la riqueza que generará la apertura del aeropuerto con todos sus servicios.

Próximos pasos

La subasta se realizó sin precio mínimo de salida por lo que, al no alcanzar el 70% del valor de tasación impuesto por la administración concursal (28 millones ), abre la posibilidad a que cualquier otro postor, en un plazo de 20 días hábiles, pueda presentar una oferta superior a esa cantidad que finalizará el 15 de septiembre, al ser el mes de agosto inhábil.

Desde el aeropuerto de Ciudad Real, uno de los abogados de los antiguos propietarios, Jesús Barroso, considera «rídicula» y un «insulto» para todos la venta del aeropuerto por 10.000 euros. A su juicio supone un fracaso del concurso que pondrá en riesgo que los acreedores que debían cobrar sus deudas a raíz de la venta puedan ver satisfechos sus créditos.

Además, desde la empresa concursada también han mostrado su rechazo a la subasta y han recordado que se mantiene interpuesto en el juzgado un recurso contra el proceso de venta de infraestructura aeropuertuaria.

Por el momento, la empresa Griffin-Pegasus Airports, que está interesada en adquirir el aeropuerto, ha anunciado su intención de impugnar la subasta al considerar que se han cometido errores de forma.

Entre los compradores interesados también estaba el empresario madrileño Francisco José Ortiz que llegó a optar hasta en tres ocasiones por el aeropuerto y el grupo chino HNA Group Co., que gestiona la cuarta aerolínea más grande de China.

Si la compra se formaliza, Tzanenn Internacional adquirirá una explotación aeroportuaria que incluye todos sus terrenos e inmuebles, entre ellos, la pista de aterrizaje, la plataforma de rodadura, los terrenos incluidos en la zona aire, los hangares o la torre de control, entre otros. Así como la terminal, el aparcamiento, la pasarela sin terminar que conduciría a la vía férrea, y el resto de los edificios e instalaciones necesarias para el funcionamiento del aeropuerto que se hallan fuera de estos terrenos.

La mercantil china ha justificado su propuesta alegando que el aeropuerto, en la actualidad, con licencias suspendidas y sin ingresos, «arroja un valor negativo conforme a todos los métodos». Desde la empresa consideran que el valor ofrecido es «superior al valor activo real subastado».