Vender su casa mediante una subasta en internet ya es posible

La firma de origen irlandés BidX1 organiza el miércoles la primera puja para la venta de 130 propiedades con este novedoso sistema

La firma de origen irlandés BidX1 organiza el miércoles la primera puja para la venta de 130 propiedades con este novedoso sistema.

En internet hay de todo y se vende de todo. Hasta un coche, si alguien lo desea. Pero, ¿una casa? Una cosa es consultar el precio en una web especializada y otra dar el paso definitivo para formalizar la operación. Cierto es que hasta ahora tampoco había herramientas para hacerlo. Pero a partir del miércoles, eso va a cambiar. Y lo hará además a través de un método pionero en el sector inmobiliario español, la subasta.

La compañía de origen irlandés BidX1 organizará mañana la primera puja en nuestro país para vender 130 propiedades. El 80% se corresponde con viviendas de diferentes tipologías como pisos, apartamentos, chalets, dúplex, etc. El 20% restante corresponde a propiedades de uso industrial, comercial o edificios de oficinas.

El proceso tanto de venta como de participación es relativamente sencillo, como explica Javier de Pablo, el responsable de la compañía en España. Los que quieran comprar, deberán registrarse completando un sencillo formulario. Una vez completado este paso, podrán acceder a la información de todas las propiedades a la venta. “Tendrán a su disposición toda la información tanto urbanística como legal”, explica De Pablo. La documentación incluye planos, imágenes y visitas virtuales, certificado de eficiencia energética, nota simple o el precio mínimo de venta.

BidX1 sube a su “marketplace” cuatro o cinco semanas antes del día de la subasta el catálogo inmuebles para que los interesados puedan echarlos un vistazo. “Desde ese día, pueden visitarlos con una cita preestablecida, aunque somos flexibles para concertar visitas”, explica.

Llegado el día de la puja, los que quieran participar deberán abonar mediante tarjeta o transferencia un depósito fijado según unas tablas y que ronda el 1% o el 2% del precio de la propiedad en la que estén interesados. La subasta, según los responsables de BidX1, es rápida, sencilla y transparente. Dura unas horas y en la web “se ofrece la información en tiempo real de todas las ofertas que se hacen, para que los interesados se hagan una idea de a qué se enfrentan y todo sea transparente”. Para arrancar, se fija un precio mínimo a ofertar y, a partir de ahí, las ofertas se deben ir incrementando, como mínimo, de 1.000 en 1.000 euros.

Cuando la puja se cierra al cabo de seis u ocho horas, el ganador y el vendedor quedan vinculados –el depósito hace las veces de arras- y emplazados para firmar más adelante el trato en una notaría. Previamente, el comprador ha podido incluso consultar en la web un modelo de lo que será la escritura de compra-venta de la propiedad. Al resto de participantes en la subasta se les devuelve el importe de la fianza.

Según los cálculos de BidX1, el proceso de venta de una propiedad al completo en su plataforma, desde que el inmueble es publicado en la web hasta que se firma su venta, puede llevar 90 días, algo más que en el resto de países en los que opera en los que, explican, el derecho anglosajón agiliza las cosas. Según sus cálculos, en España, la venta de un inmueble por la vía convencional tarda entres seis y nueve meses.

Desde que se fundó en 2011, BidX1 ha vendido más de 9.000 propiedades con este sistema en Irlanda, Gran Bretaña, Chipre y Suráfrica. España era una escala natural en su expansión por “su tamaño, variedad, profundidad, dinamismo y el peso de los compradores internacionales”, explica De Pablo.

A pesar de que el sector inmobiliario está viviendo un cierto enfriamiento, el directivo asegura que la compañía “no es oportunista” y ha desembarcado en España para quedarse. De momento, los inmuebles que ofrece son de grandes tenedores como fondos o bancos, pero en cuanto pueda venderá inmuebles de particulares -en Irlanda, representan un 20% de las operaciones-. Según De Pablo, la empresa ha despertado expectación y hay muchos particulares que han mostrado interés en pujar el miércoles así como en vender sus inmuebles a través de la plataforma, que negocia en cada caso sus honorarios en su calidad de intermediario, ya que los compradores no pagan comisión.