Coronavirus

Seis autonomías ponen pegas a dar títulos con suspensos

Galicia, Murcia, Castilla y León y Andalucía exigen una regulación común. Madrid dice que sólo se titulará en la ESO, Bachillerato y FP con todo aprobado y País Vasco recuerda que tiene competencias educativas y no abrirá los colegios en julio

Thumbnail

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas sobre cómo afrontar el fin de curso no tiene el respaldo unánime de todas las comunidades autónomas. Seis de ellas (la mayoría gobernadas por PP) se han descolgado o ponen serias objeciones a la propuesta de orden que ha hecho la ministra Celaá sobre como terminar el curso escolar. La acusan de «dejación de funciones» por no regular para todas las comunidades con cuántos suspensos se podrá obtener el título de 4º de la ESO, el de Bachillerato o los de FP. Las discrepantes son: Madrid, Andalucía, Murcia, Castilla y León, Galicia y País Vasco, según ha confirmado el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Algunas rechazan que, en segundo de Bachillerato, los alumnos puedan tener una calificación global, en lugar de una nota por asignatura; o el hecho de que el tercer trimestre sirva sólo «de diagnóstico» y no cuente en la nota. Madrid ha sido especialmente crítica con que se pueda titular en cuarto de la ESO, segundo de Bachillerato o bien obtener títulos de FP con materias suspensas. «Los títulos valen en todas las comunidades y si una decide que con cinco suspensos se puede obtener el Bachillerato, un alumno se puede venir a Madrid y ese título le vale», ha manifestado a LA RAZÓN el consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio.

En la misma línea, el consejero de Educación Andaluz, Javier Imbroda, ha mostrado sus reticencias sobre el documento que se debatió en la Conferencia Sectorial de Educación. Es por esto por lo que ha pedido al Ministerio que detalle ciertos puntos relacionados con la promoción y titulación del alumnado. «Hemos pedido que se clarifiquen apartados para que no haya agravios con el resto de comunidades ni se generen desigualdades», ha detallado Imbroda.

Es la misma postura manifestada por la consejera murciana de Educación que no ratificará el acuerdo si no hay directrices comunes sobre los criterios a seguir a la hora de evaluar al alumno, quién debe pasar de curso, quién debe titular y qué alumno debe repetir. La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, considera «una injusticia» que cada comunidad tome diferentes decisiones en ese ámbito que pudieran generar desigualdades entre los alumnos. Galicia mantiene este mismo argumento. «El Gobierno tiene la obligación de determinar las condiciones y, en particular, el número de materias suspensas con las que es posible promocionar o titular. Está haciendo dejación de funciones al no hacerlo», detalló.

La Consejería de Educación del Gobierno Vasco se descuelga del acuerdo, básicamente, por una cuestión de competencias. Mantiene que los alumnos de ESO y Bachillerato serán evaluados, aunque el último trimestre carezca de clases presenciales, y rechaza que los colegios abran en verano para ofrecer refuerzo. La consejera de Educación, Cristina Uriarte, ya anunció que el departamento que dirige está ultimando un plan para el final del curso escolar que en breve se remitirá a la comunidad educativa. «En Euskadi tenemos nuestras competencias, nos debemos a nuestra comunidad educativa y ese es nuestro marco de trabajo», precisó.

El Ministerio de Educación y FP ha manifestado que las comunidades autónomas que no se han adherido por ahora al acuerdo «podrán hacerlo más adelante, si así lo consideran».