Los menores de seis años, sin regreso a las aulas

Varias comunidades autónomas plantearán a Educación su rechazo a que los alumnos de Infantil puedan volver a clase el 25 de mayo por falta de garantías sanitarias

Thumbnail

Las comunidades autónomas se preparan para el regreso de los alumnos a las aulas a partir del 25 de mayo, cuando está previsto que comience la segunda fase de la desescalada. Y eso incluye a los estudiantes que este año tienen que conseguir un título en la ESO, Bachillerato, FP y los menores de seis años en las autonomías que pasen a la segunda fase. El jueves las comunidades autónomas se reúnen con el Ministerio de Educación para tratar de despejar incertidumbres sobre cómo regresar a los centros escolares y algunas ya tienen claro que plantearán la inconveniencia de que se permita retornar a los más pequeños con el objetivo de facilitar la conciliación de sus padres por la falta de garantías sanitarias.

Baleares teme contagios

El consejero de Educación de Baleares, Martí, March, ya ha expresado públicamente su rechazo y en la sectorial de Educación defenderá el desacuerdo de los docentes a las clases presenciales de los alumnos de Infantil por temor a los contagios ante la dificultad de que los más pequeños puedan seguir las medidas de autoprotección.

País Vasco sólo admite a bebés

País Vasco ya ha planificado, junto con los agentes educativos, un retorno escalonado que excluye a los más pequeños. Si la situación sanitaria lo permite, prevé que el alumnado de 2º de Bachillerato, de FP Superior (1º y 2º) y 2º de FP Grado Medio y Básica vuelvan a la actividad académica el 18 de mayo; mientras que el alumnado de 4º de la ESO, 1º de Bachillerato y 1º de FP Grado Medio lo hará el 25 de mayo. Suprime el comedor y establece horario intensivo de cinco horas. Solamente ofrece un servicio de atención a bebés. Así, la atención de las escuelas infantiles (haurreskolas) irá dirigida a aquellas familias con niños de 0 y 1 años cuyos progenitores o tutores demuestren que están trabajando y tienen a su cargo el cuidado de personas dependientes, según ha informado el Departamento de Educación Vasco. En esta Comunidad ya se ha previsto que debe haber una distancia mínima entre alumnos de 1,5 metros, tanto alumnos como profesores tienen que llevar mascarilla, la llegada y salida del centro se debe hacer de manera escalonada y habrá distintos turnos de patio.

Andalucía: “Los pequeños lo que hacen es jugar y abrazarse”

En Andalucía, la Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A) ha pedido al consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, que «se establezca un protocolo de seguridad” para la vuelta de los más pequeños porque considera “irresponsable” abrir sin poder garantizar ciertas medidas. Pero hasta el propio consejero ha reconocido la dificultad de poder garantizar el distanciamiento social entre los más pequeños. “¿Cómo vas a mandar a los niños de tres años al colegio? No van a entender que tienen que estar separados, lo que hacen es jugar y abrazarse. ¿Qué le vas a decir a un niño de tres años? Luis, tú en esa esquina, Carlos, tú en la otra... No, hombre. Pobres. Lo único que hacen esas ideas es crear mayor confusión”, dijo el consejero en una entrevista reciente a ABC.

Castilla y León: sin vuelta hasta septiembre

En Castilla y León no se contempla un retorno ni de los más pequeños ni de ningún alumno. «Francamente, dada la situación sanitaria actual, la vuelta a las aulas antes de fin de curso no parece factible», ha dicho recientemente la consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas. La consejera, en cualquier caso, no es partidaria de que se retome la actividad sin contar con unas condiciones claras que eviten poner en peligro a la comunidad educativa. Sólo se hará «siempre y cuando sea posible garantizar la seguridad de alumnos y docentes».

Madrid: retorno en el aire

La Comunidad de Madrid quería que todos los estudiantes tuvieran un último contacto al menos 15 días antes de que concluyera el curso, previsto para el 26 de junio, pero el hecho de que no haya podido aún dar el salto a la primera fase de la desescalada aleja aún más esta posibilidad. En el mejor de los casos, los alumnos se incorporarían a mediados de junio. Distintos colectivos de Educación Infantil tampoco consideran oportuno la vuelta de los más pequeños porque “atenta contra la salud”. Mientras Camilo Jené, portavoz de la FAPA Giner de los Ríos, cree que la vuelta a clase “debe hacerse con seguridad y puede haber múltiples posibilidades dependiendo de cada uno de los centros educativos en particular ya que las características varían de unos a otros. Dependiendo de lo que digan los expertos sanitarios estaríamos entre poder poner mamparas hasta tener que buscar espacios fuera de los propios centros educativos con la ayuda de los diferentes Ayuntamientos”.

Aragón es, sin embargo, de las que plantea ampliar hasta los doce años el acceso a las aulas si ambos progenitores tienen que trabajar. Otras comunidades autónomas no se han pronunciado sobre esta cuestión a la espera de la reunión del jueves.

Los sindicatos quieren volver, pero en septiembre

Los sindicatos también están reticentes con esta primer “ensayo general” de lo que supondrán la vuelta al cole. CC OO, Anpe y STEs-Intersindical ya se han mostrado partidarias dejar para septiembre el retorno, en especial para los alumnos de Infantil, y lamentan que el Gobierno plantee esta opción sólo con un fin asistencial para facilitar la conciliación de los padres.

En concreto, la Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) considera “imposible mantener la distancia que evita contagios. En estos momentos no se dan las condiciones para atender a una tipología de alumnado que interactúa continuamente con quienes les rodean y cuya relación con el personal que les educa se basa en una relación emocional y afectiva intensa. Mantener el distanciamiento social exigido se convierte en una misión prácticamente imposible, acentuando los riesgos de contagio”, sostiene.

Más aún, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha advertido de que los centros escolares no están preparados para una vuelta este mes.

Un criterio que comparte la Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE, que afronta la apertura gradual en la Fase II con preocupación. “Nos preocupan especialmente las edades más tempranas, pues será muy complicado, por no decir imposible, que los más pequeños cumplan las medidas de distanciamiento social”.

La OMS ha pedido a los países que barajan abrir los colegios que tengan en cuenta que todavía no se sabe con exactitud la transmisión y la gravedad del coronavirus en los niños y ha aconsejado que, antes de abrir un centro educativo reflexionen también sobre la epidemiología de la zona en la que se encuentra y las capacidad de mantener las medidas de higiene.