Política

El PSOE no firma una declaración a favor de la unidad de España

El PP pretendía que las Cortes valencianas se pronunciaran contra el separatismo antes de las elecciones catalanas

Pedro Sánchez, ayer, en un acto de la campaña electoral en Cornellá
Pedro Sánchez, ayer, en un acto de la campaña electoral en Cornellá

El PSPV y el resto de grupos de la izquierda parlamentaria en las Cortes valencianas rechazaron ayer firmar sendas propuestas de declaraciones institucionales presentadas por el Partido Popular y por Ciudadanos en las que se defendía la Constitución y el ordenamiento jurídico vigente, y en definitiva, la unidad de España, frente al «reto independentista» que suponen las elecciones catalanas del próximo domingo, 27 de septiembre.

Ambos partidos pretendían que la Mesa de las Cortes leyera una declaración institucional en la que se defendía el «derecho de todo español ha seguir siéndolo» y se solidarizaban «con los ciudadanos catalanes ante la intención de algunas fuerzas políticas de incumplir la Constitución».

Pero la pretensión de ambas fuerzas no contó con el apoyo mayoritario de la Cámara, por lo que la declaración no llegó a consensuarse ni mucho menos a hacerse institucional mediante su lectura en el Parlamento.

Las dos propuestas, aunque muy similares, no se consensuaron en una sola, recibieron el apoyo mutuo de los dos grupos proponentes, nada más. Esto es, PP y Ciudadanos, respectivamente.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ayer estuvo presente en la comparecencia del conseller de Transparencia en las Cortes, señaló que «el inmovilismo del PP no era el camino», aunque admitió que tampoco lo era el rupturismo del independentismo catalán, abogó por «avanzar en la reforma de la Constitución e ir tendiendo puentes» aunque no concretó qué riberas debían unir. Puig criticó también al presidente Mariano Rajoy y consideró un desatino haber enviado a Cataluña al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Por su parte, el PP en boca de su dirigente, Isabel Bonig, dijo que el proceso secesionista catalán no hubiera sido posible «sin el doble juego» del PSOE y explicó que Ximo Puig no podía secundar la declaración institucional propuesta por ser «prisionero» del pacto con Compromís.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Carolina Punset, dijo que la declaración propuesta era «el ABC de la democracia» y lamentó la falta de apoyo del resto de grupos. Punset denunció que Compromís se alineaba claramente con el movimiento pancatalanista que pretende unir la Comunidad Valenciana «a los Països Catalans»

El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, se desmarcó del documento aduciendo que «el PP pretendía hacer campaña electoral con el 27-S» y acusó al presidente del Gobierno de «fabricar independentistas».

Por su parte, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia presentará hoy una moción sobre la defensa de la cohesión de España. Propondrán que el consistorio inste a los poderes públicos, administraciones y sociedad civil «a poner en valor la unidad y nuestros principios y valores constitucionales».