¿Podrán los nacionalistas bloquear el Parlamento Europeo?

En estas elecciones europeas, ¿se ha votado entre los valores tradicionales y la vuelta al nacionalismo?

Estas elecciones reflejan la polarización que existe en los Estados miembros sobre el futuro de la UE, con partidos que obtienen ganancias tanto del campo más liberal, como ALDE y los Verdes, como también del lado euroescéptico, como la Liga de Salvini. Sin embargo, una gran cantidad de votos también ha ido a parar a los partidos pro statu quo como el PPE. Por lo tanto, es un error ver estas elecciones como una lucha entre pro y anti UE, ya que muchos partidos están haciendo campaña por un camino similar al statu quo, aunque los grupos que obtienen más beneficios están en los lados opuestos del espectro; lo que es más difícil de alcanzar es el consenso. Además, el Parlamento Europeo tiene poderes limitados para establecer la dirección futura de la UE: las elecciones nacionales siguen siendo más importantes para cambiar la dirección futura de la UE a través del Consejo Europeo.

¿Podrán los nacionalistas bloquear el PE?

Los nacionalistas aumentaron su número de escaños a partir de 2014, pero su resultado es una consolidación de sus ganancias en lugar de una nueva oleada. Sin embargo, no podrán bloquear la legislación. Lo que podría cambiar sería que Salvini organizara el nuevo grupo e inyectara un nuevo dinamismo en el bloque, aunque las divisiones internas son grandes y los partidos nacionalistas son notoriamente malos en organizarse transnacionalmente.

¿Cuáles serán los principales desafíos?

Encontrar consenso en áreas como la zona euro o la reforma migratoria, aunque esto sigue siendo una tarea desalentadora debido a las profundas divisiones y la falta de voluntad para reformar la UE. Un gran problema también está relacionado con la agenda del Estado de derecho, ya que el Artículo 7 ha sido ineficaz para cambiar el Gobierno polaco y húngaro.

Director del «think tank» CEPS y asesor del Parlamento Europeo