Trece partidos en el nuevo Congreso

Julio Rodríguez y Juan Pablo Wert, de Podemos; Eduardo Madina del PSOE, Marimar Blanco y Javier Maroto (PP) se quedan sin escaño. 138 mujeres entrarán en esta legislatura en el hemiciclo, la cifra más paritaria de toda la democracia, gracias a las listas cremallera

Los diputados no sabrán cuál es su escaño cuando lleguen a un Congreso que se tendrá que adaptar al multipartidismo
Los diputados no sabrán cuál es su escaño cuando lleguen a un Congreso que se tendrá que adaptar al multipartidismo

El nuevo Congreso de los Diputados, que debe constituirse el próximo 13 de enero –momento en el que se formará la nueva Cámara y los representantes jurarán su cargo– ofrece un escenario político completamente distinto al vivido tras las elecciones generales de hace cuatro años. Se abre un escenario inédito en la democracia, y tras el domingo electoral se dibuja una Cámara Baja en la que entran trece partidos políticos, cuatro de ellos por encima de los 40 parlamentarios.

Sin representación en la nueva legislatura

Los partidos que se quedan sin representación parlamentaria son Unión Progreso y Democracia (UPyD), que no conserva ninguno de los cinco diputados que obtuvo en 2011, o Nos Candidatura Galega, que como Bloque Nacionalista Galego sí consiguió en el año 2011 dos diputados. Tampoco revalida su escaño la formación abertzale Geroa Bai, que tras la voz de los ciudadanos en las urnas se queda sin poder formar grupo parlamentario.

138 mujeres, la cifra más alta de la democracia

Como novedad, la XI Legislatura arrancará con 138 mujeres, la cifra más alta de la democracia. Ésta es la primera vez que tras los comicios se roza la paridad en la Cámara Baja, establecida en un 40% de presencia femenina. El mayor peso de las diputadas está influenciado por el estreno de las «listas cremallera» –que alternan a los candidatos por género– por la que han optado para sus candidaturas el PSOE, Podemos y Unidad Popular, aunque la ley no obliga a ello.

¿Quién entra y quién sale del Congreso?

Las sorpresas que dejaron el domingo electoral pasan por la pérdida y victoria de asientos en el Congreso. De hecho, el 20-D se ha cobrado a algunos candidatos que se presuponía que obtendrían apoyo, como Eduardo Madina, siete en la lista (el PSOE obtuvo seis en Madrid). Sorpresa también para la formación de Pablo Iglesias, ya que los electores dejan sin acta en Zaragoza a Julio Rodríguez, uno de los «fichajes estrella» de Podemos, el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, al obtener sólo un diputado en la provincia. A pesar de la subida de Podemos en algunas «ciudades del cambio», la formación pierde fuelle también en Ciudad Real, lista que encabezaba Juan Pablo Wert. Del Partido Popular, aunque es la fuerza más votada en Madrid con 13 representantes,se queda fuera el cabeza de lista por Guipúzcoa, Borja Sémper, Marimar Blanco en Madrid, por sólo un escaño, y Javier Maroto, dos por Álava, que si el ministro de Sanidad y presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, se postula como candidato a presidir el Gobierno vasco, la lista correría y el acta de diputado pasará a manos del vicesecretario general de Sectorial, Javier Maroto. Un histórico del Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, no volverá a sentarse en la Cámara durante la próxima legislatura al haber logrado únicamente 65.000 votos. Pedro Sánchez se quedaría en el Congreso también sin el veterano Ciprià Císcar, que fue secretario de Organización del PSOE entre 1994 y 2000. Era diputado nacional desde 1989, la quinta legislatura y ha permanecido en el escaño durante siete legislaturas consecutivas. Por su parte, ERC y DL aspiran a tener grupos separados en el Congreso y sólo contemplarían negociar si la Mesa de la Cámara Baja les impide tener sendos grupos.

Primera diputada negra que ocupa un escaño

Otra novedad en el Congreso la protagonizará Rita Bosaho, la española nacida en Guinea Ecuatorial y número uno de la lista de Compromís-Podemos por Alicante, que ha conseguido hacerse un hueco entre los escaños del Congreso al convertirse en la primera diputada negra de la historia de España. La nueva parlamentaria, que proviene de familia de políticos, ha desarrollado su vida en España, se define como «feminista y luchadora por la defensa de los Derechos Humanos» y ha trabajado en Honduras con las mujeres de Tegucigalpa para defender sus derechos.

Cuatro diputados dejan el acta en el Parlamento andaluz

Diputados autonómicos de PSOE, PP y Ciudadanos deberán dejar su acta en el Parlamento andaluz tras lograr escaño en el Congreso de los Diputados. Según la ley, es incompatible ser diputado en el Congreso y en la Cámara andaluza, aunque esta incompatibilidad no se amplía a los senadores. En el caso del PSOE, afecta a María Jesús Serrano y Micaela Navarro, por las provincias de Córdoba y Jaén, y a Carlos Rojas, número uno del PP por la provincia de Granada y actual portavoz del Grupo Popular en el Parlamento, e Irene Rivera, cabeza de cartel de Ciudadanos por Málaga.

Los nuevos diputados que llegarán a la Cámara andaluza serán Daniel Campos y Sonia Ruiz por el PSOE-A, Vicente Valero por el PP-A y Mari Carmen Prieto de Ciudadanos.

Percibirán su sueldo a partir del 13 de enero

El miércoles los nuevos representantes deberán acercarse a la Cámara Baja para entregar sus credenciales y cumplimentar sus declaraciones de bienes. Sin embargo, hasta que sean constituidas las Cortes, los diputados no serán considerados como parlamentarios de pleno derecho, ni tampoco cobrarán su asignación de 2.813 euros, que dejarán de percibir los representantes de la X Legislatura el 12 de enero.