El PP aumenta en seis escaños su mayoría absoluta en el Senado

Ciudadanos no logra representación en un órgano que pretendía eliminar y el PSOE pierde cuatro parlamentarios

Ciudadanos no logra representación en un órgano que pretendía eliminar y el PSOE pierde cuatro parlamentarios

Tras arrasar en las urnas y lograr en 2011 el mejor resultado que un partido político había conseguido nunca en la Cámara Alta –136 escaños–, el PP conservó su hegemonía el pasado 20 de diciembre con 124 asientos pese a perder 12 representantes y volvió a hacerlo ayer a mucha distancia de todos sus competidores. Tras el último paso por las urnas, los populares aumentan el control del Senado con mejor resultado: renovarían la mayoría absoluta, porque sumados los senadores electos obtenidos anoche –130– más sus 20 senadores autonómicos alcanzaría los 150, muy por encima de los 134 que dan la mayoría absoluta.

El PSOE, su más inmediato seguidor, pierde cuatro de sus 47 escaños y esquiva también pese a ello la erosión en el Congreso de las dos grandes formaciones que hasta ahora se habían alternado en las altas instituciones del Estado. El Senado vuelve a mostrarse como terreno propicio para el bipartidismo cuando a las puertas de las navidades España dio paso a un inédito escenario político.

Podemos debutó con fuerza en diciembre como tercera fuerza al lograr 16 escaños con la ayuda de sus candidaturas coaligadas En Comú Podem, Compromís-Podemos-És el Moment y En Marea. Ahora los mantiene y persiste en la tercera plaza con sus marcas En Comú Podem, Compromis -EUPV y su suma con IU y Equo.

ERC, socio de Carles Puigdemont en el Parlamento catalán, se estrenó el 20-D también con vigor con seis escaños en el Senado, donde hasta entonces no tenía representación. Su progresión se confirma ahora con otros cuatro representantes que le otorgan diez en total. Por su parte, CDC sigue el camino contrario y pasa de seis escaños a dos, un serio paso atrás para la formación de Artur Mas.

No mejora tampoco su resultado el Partido Nacionalista Vasco, que pierde uno de los dos escaños extra que logró en la última cita electoral respecto a 2013 y tiene una representación de cinco senadores.

Coalición Canaria mantiene su único escaño y la Agrupación Socialista de la Gomera hace lo propio con el suyo.

Ciudadanos no logra ningún escaño en un organismo que el partido prometía eliminar, con lo que se reedita el fracaso de Albert Rivera.

Los populares han sido los más votados en quince comunidades autónomas: Galicia, Asturias, Castilla y León, Cantabria, La Rioja, Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Canarias, Ceuta y Melilla. Andalucía, tradicional feudo socialista, también ha cambiado de signo y ahora apoya al Partido Popular.

Por su parte, ERC-CATSÍ ha triunfado en Cataluña y Podemos-IU-Equo en el País Vasco.

Según datos del Ministerio del Interior, el PP obtiene 27 senadores en Castilla y León, 15 en Castilla-La Mancha, 14 en Andalucía y 12 en Galicia. El PSOE pierde un senador en Andalucía y los dos que tenía en la Comunidad Valenciana mientras que gana uno en Galicia, otro en Canarias y uno más en la Comunidad de Madrid.

Unidos Podemos pierde el senador que tenía en Madrid y los dos escaños en la Cámara Alta por Canarias mientras que gana dos en la Comunidad Valenciana y uno más en el País Vasco.

En Cataluña, ERC gana 4 senadores más, En Comú mantiene los 4 escaños del 20-D y CDC se posiciona con 2.

En el País Vasco, Unidos Podemos se convierte en la primera fuerza al ganar un senador, por delante del PNV, con 5, y los populares mantienen el senador que tenían.

La participación alcanzó el 69,01%, por lo que supera el 67,69% de 2015. Destacan los porcentajes de votos nulos (2,6%) y votos en blanco (2,45%), menores que en el 20-D.

Pío García-Escudero, cabeza de lista del PP por Madrid al Senado, ha revalidado el título de senador más votado en estas elecciones generales al obtener 1.232.000 votos con el 94,57 por ciento de votos escrutados, mejorando el resultado de hace seis meses.

Históricamente, la Comunidad de Madrid ha contado con el senador más votado en las elecciones; solamente en los comicios legislativos de 1977, 1979 y en las elecciones de 2004 Barcelona consiguió hacerse con ese título.

En estos comicios concurrían 606 candidaturas al Senado para elegir a 208 senadores de los 266 que componen la Cámara Alta. Los 58 restantes los eligen los parlamentos autonómicos.

Los senadores elegidos ayer tomarán posesión de su escaño el 19 de julio, día de la constitución del Congreso y del Senado e inicio de la XII Legislatura.