El PSOE confía en los indecisos para evitar el «sorpasso»

Según sus datos, la pelea con Unidos Podemos va a estar en una horquilla de unos 400.000-500.000 voto

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez,  saluda a simpatizantes en el palacio de Congreso de Logroño
El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a simpatizantes en el palacio de Congreso de Logroño

El PSOE maneja sondeos que le sitúan cerca de dos puntos por delante de Podemos y que apuntan a que en las elecciones del 26 de junio no habrá 'sorpasso' en escaños, aunque admiten que sí habrá batalla por quién obtiene más votos, han informado fuentes del Comité Electoral socialista.

Ferraz subraya que las encuestas publicadas por los medios en los últimos días, en las que hay coincidencia en que Podemos-IU adelanta al PSOE en unos tres puntos y también en diputados, están resultando positivas para los socialistas porque está agitando a su electorado.

"La visualización del 'sorpasso' opera a favor del PSOE y moviliza nuestro voto", concluyen las fuentes, que no han dado cifras de los estudios de opinión que manejan.

Según el partido de Pedro Sánchez, la pelea con Unidos Podemos va a estar en una horquilla de unos 400.000-500.000 votos -uno o dos puntos de porcentaje-, pero destaca el hecho de que aún hay en torno a tres millones de indecisos.

De esta bolsa de electores que aún no ha decidido su voto o no reconoce por quién se va a inclinar, el PSOE está convencido de que es el más beneficiado, muy por encima de Podemos, porque acapara más "voto simpatía".

"Si la participación es menor que el 20 de diciembre, Podemos no puede sacar votos de la abstención", aseguran las fuentes.

Además de los indecisos, Ferraz señala que el objetivo en lo que queda de campaña es ir a 'pescar' a los exvotantes socialistas que en diciembre se fugaron al partido de Pablo Iglesias.

Ferraz se muestra seguro de que hasta el 26 de junio, hay margen para movilizar a más de medio millón de votantes, lo que le daría el margen suficiente para ganar a Podemos en escaños y también en votos.

Si la pelea entre ambos partidos es de unos dos puntos, los socialistas insisten en que "es imposible que haya 'sorpasso' en escaños", aunque sí lo hubiera en papeletas.

La teoría que esgrime el PSOE es que Podemos está muy fuerte en Madrid y Cataluña, donde puede sacar más diferencia de votos, pero es en el resto de circunscripciones donde se inclinaría la balanza de los escaños del lado de los socialistas.

También arguyen los de Sánchez que el último escaño que Unidos Podemos puede arañar en algunas provincias no sería a costa del PSOE, sino principalmente de PP y Ciudadanos.

Ferraz dice no tener dudas de que las últimas encuestas tienen "un factor de corrección muy grande a favor de Podemos"porque en las del 20D "se quedaron cortos"con la formación morada y fue a Ciudadanos al que le hincharon sus expectativas.

"Ahora, es Podemos el que está sobrevalorado", remarcan las fuentes para rebatir a aquellos que sitúan al PSOE como tercer partido el 26J.

Consciente de que la última semana es decisiva, Ferraz dará un "apretón"el próximo lunes con nuevas iniciativas destinadas a movilizar a los indecisos.

No obstante, el PSOE garantiza que va a mantener la estrategia de los últimos días, centrada en explicar sus propuestas, y que "no va a dar volantazos, ni va a entrar a responder a los aspavientos de Iglesias".

Efe