Pedro Sánchez: «El 20-D me demostró que para pactar no bastan afinidades, hace falta voluntad de acuerdo»

Pedro Sánchez / Candidato del PSOE. Ve más afinidad entre los partidos de la izquierda y apela a la «voluntad de llegar a acuerdos». Confía en mejorar el resultado del 20-D y esquiva hablar de su futuro

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

1. ¿En qué plazo máximo debería estar constituido el próximo Gobierno?

–En el más breve posible. Si el PSOE es la fuerza más votada, los plazos se verán reducidos a los imprescindibles que señalan la Constitución y las leyes. Hemos demostrado que somos capaces de tender la mano a izquierda y derecha, que nuestro único fin es conseguir un gobierno de cambio y progreso para este país. Otros tienen que demostrar que no se quedan en el bloqueo y el inmovilismo.

2. ¿Qué cesiones está dispuesto a hacer para facilitar el acuerdo?

–En la esencia de cualquier negociación está realizar cesiones, llegar a compromisos abandonando algunas posiciones preestablecidas. Nosotros hemos demostrado que somos capaces de negociar, de ceder y llegar a acuerdos, que no tenemos vetos ni líneas rojas más allá de un compromiso con el cambio, que no nos preocupan los sillones sino las políticas... Por supuesto hay cuestiones que para cualquier socialista son irrenunciables, como son la defensa del Estado del Bienestar y la igualdad de oportunidades o, por citar otro ejemplo, no admitir el derecho de autodeterminación.

3. ¿Cuál cree que es para España el principal riesgo de la situación actual?

–No asumir que la situación política y parlamentaria ha cambiado. Un sistema de partidos plural como el que alumbró las elecciones del 20-D y parece que se va a consolidar en las del 26-J requiere, por parte de todos, una cultura y actitudes políticas distintas, más flexibles y conciliadoras. Requiere que todos hagamos el esfuerzo suficiente y seamos capaces de llegar a acuerdos. Si no, este país será, al menos a medio plazo en el que no se vislumbra una situación de mayorías más estables, ingobernable.

4. Las tres prioridades que exigiría que formaran parte de la acción del próximo Gobierno si usted participase en él.

–Para los socialistas hay tres prioridades en la situación actual de España: luchar contra la pobreza, especialmente la pobreza infantil, y la desigualdad; luchar contra el desempleo y el empleo precario, sin derechos; y, por supuesto también, la regeneración de nuestras instituciones y nuestra democracia.

5. ¿Obtener menos escaños que en diciembre le llevarían a plantearse el liderazgo de su formación?

–El Partido Socialista está en condiciones de mejorar el resultado del 20-D. Nos avala nuestro pasado, nuestro comportamiento durante los últimos meses y nuestro proyecto de futuro para este país.

6. ¿A quién o a qué responsabiliza de la situación de bloqueoque siguen pronosticando las encuestas?

–En realidad es culpa de la intransigencia y el inmovilismo de algunos, pero también de esa escasa cultura de negociación política y de gobiernos de coalición o en minoría que hay en nuestro país. Ya la iremos adquiriendo porque parece que esta situación no es cosa de un día.

7. ¿Con qué partido ve más afinidades programáticas en el caso de que tuviera margen para buscar apoyos para la formación de gobierno?

–Siempre he dicho que, como es lógico, veo más proximidad o afinidad programática entre los partidos de izquierdas. Pero las negociaciones para formar gobierno me han demostrado que no basta con afinidades programáticas, hace falta voluntad de llegar a acuerdos. El señor Rajoy ha demostrado su incapacidad para lograr consensos, ninguna fuerza con representación parlamentaria ha querido acercarse a él. El Partido Socialista ha sido el que ha logrado forjar acuerdos entre fuerzas políticas distintas.

8. ¿El candidato más votado es el que debe liderar la formación de gobierno?

–No necesariamente. No lo dice ninguna norma. En un sistema parlamentario tiene que gobernar el que consigue la confianza de las mayoría del congreso de los diputados. El problema viene, como sucedió en la pasada legislatura, cuando esas mayorías no parecen previamente claras. Alguien tiene que dar el primer paso para poner en marcha el reloj de la democracia.

9. ¿Debe volver a presentarse a la investidura un candidato si no tiene garantizada la mayoría para formar gobierno?

–Lo deseable es que nadie eluda sus responsabilidades y se presente a la investidura quien consiga un acuerdo de gobierno con mayoría suficiente. Lo que no puede ser es que no se presente nadie, que nadie asuma la responsabilidad. Si yo no hubiera dado ese paso el pasado mes de enero, estaríamos todavía en el limbo de una democracia sin gobierno. Quien eludió su responsabilidad y situó a España en un bloqueo institucional fue el señor Rajoy, que no titubeó a la hora de poner por delante sus intereses partidistas al interés de las instituciones.

10. ¿Cree que el relevo del candidato con el que un partido se ha presentado a las elecciones puede estar en la mesa de la negociación de los pactos postelectorales?

–Debemos preocuparnos de encontrar el gobierno que pueda dar soluciones a los problemas que tienen los ciudadanos. Nosotros haremos todo lo posible por que haya gobierno lo antes posible, un gobierno de cambio liderado por el partido socialista.