Casi la mitad de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico habían consumido alcohol o drogas

El 96,1 por ciento de los fallecidos que dieron positivos eran hombres y el 81 por ciento había ingerido más del doble de la tasa de alcohol permitida. Desde que se levantó el estado de alarma han muerto en accidentes de tráfico más `personas que el pasado año en las mismas fechas

La ingesta de alcohol y el consumo de drogas tienen una relaciòn directa con gran parte de los accidentes de tráfico
La ingesta de alcohol y el consumo de drogas tienen una relaciòn directa con gran parte de los accidentes de tráfico

El 45,5 por ciento de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico, arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas de abuso y psicofármacos, aisladamente o en combinación, y más del 80 por ciento de los que dieron positivo a alcohol arrojaron tasas que duplicaban las permitidas y estaban dentro de lo recogido en el Código Penal como delito.  Estos datos suponen un repunte del 1,6 por ciento respecto tras tres años de descenso. Estos datos que se recogen en la Memoria de 2019 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España, presentada esta mañana en Madrid por el director del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, Antonio Alonso, que estuvo acompañado de la directora general para el Servicio público de Justicia, Concha López-Yuste; el director general de Tráfico, Pere Navarro; y el fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas. Para el estudio, se ha escogido una muestra de 766 víctimas mortales de todas las comunidades autónomas, excepto Cataluña y País Vasco, de los cuales 558 eran conductores, 130 eran peatones y 78 acompañantes.

Un dato relevante es que entre los conductores fallecidos que dieron positivos al alcholo, consumo de drogas o psicofármacos, el 96,1 por ciento eran hombres y sólo el 3,9 por ciento restante eran mujeres. Por ello, señaló al respecto Antonio Alonso, “si solo se hubieran puesto las mujeres al volante, estaríamos hablando de 25 veces menos de casos” de muerte en accidentes de tráfico por esas causas.

De los 157 conductores fallecidos que dieron positivo en alcohol, el 81,5 por ciento arrojó una tasa de alcoholemia igual o superior a 1,20 g/L , lo que entra en la esfera del delito, , y el 63,1 por ciento de éstos fueron conductores con una edad comprendida entre los 25 y 54 años.

Con respecto a las drogas, independientemente de si hubo consumos asociados de drogas de abuso, alcohol y/o psicofármacos, por sí sola la droga más consumida, según el análisis, fue el cannabis (56,3%), seguida de la cocaína (52,7%)

Otro  aspecto significativo es que El 71,4 por ciento de los conductores con resultados toxicológicos positivos estaba en la franja de edad de entre 25 a 54 año, y hasta los 34 años, la mayoría de los positivos se registraron en fin de semana o festivos; mientras que en los mayores de 35 años, la mayoría de positivos tuvieron lugar en días laborables.

Además, el 45,3 por ciento de los conductores con resultados toxicológicos positivos conducían un turismo y el 42,1 por cientouna motocicleta o ciclomotor.

En cuanto a los resultados toxicológicos de las autopsias realizadas a 130 peatones víctimas de un accidente de tráfico, 49 de ellos, un 37,7 por ciento,  arrojaron positivo a alcohol, drogas y psicofármacos, aisladamente o en combinación. El 81,6  por ciento de esos peatones fallecidos por atropello, con resultados toxicológicos positivos, correspondió a varones., y la mayoría, el 24, 5 por ciento, contaba entre 45 y 55 años

Por su parte, el director general de Tráfico, Pere Navarro apeló a la  prudencia de los conductores después del aumento de fallecidos en las carreteras una vez finalizado el estado de alarma respecto al pasado año. En concreto, desde que le levantó el estado de alarma han fallecido 99 personas en accidentes de tráfico, un 9 por ciento más que en las mismas fechas de hace un año; porcentaje que sube hasta el 17 por ciento los fines de semana.

En cuanto a los accidentes donde el alcohol ha tenido una incidencia relevante, Navarro reconoció la gravedad d este tema:  "Tenemos un problema con el alcohol", aunque aseguró que desde la DGT se hace todo lo posible para luchar contra esa lacra.

Sobre la posibilidad de aumentar los controles en carretera para intentar detectar si se conduce bajo los efectos del alcohol y drogas, el fiscal Bartolomé Vargas se limitó a señalar que es algo que hay “que ver”. Y es que, a su juicio, por más que cada año se realicen más controles, no se consigue “terminar con el problema”, por lo que se ha mostró partidario de llevar a cabo una estrategia sanitaria para poder reducir el consumo de alcohol y drogas en las vías públicas.