Presupuestos Generales: Cuenta atrás para el 30 de septiembre

A día de hoy, los PGE suponen un nuevo «sudoku» a solucionar por el Gobierno que pelea por el respaldo de los grupos

Los Presupuestos Generales del Estado son la piedra angular de todo Gobierno. A través de ellos se trazan las líneas maestras de un Ejecutivo y sirven también para tomar el pulso a los apoyos parlamentarios con los que cuenta. La negociación de las cuentas de este año es crucial dado que siguen vigentes los aprobados por Cristóbal Montoro en 2018 y porque ya el año pasado la imposibilidad de no aprobarlos condujo a un adelanto electoral. Además, en esta ocasión las cuentas vienen dirigidas desde Europa ya que su aprobación es imprescindible para optar al fondo de ayuda europeo. Por otro lado, si salen adelante darán oxígeno al gobierno de Pedro Sánchez y garantía de continuidad a la coalición.

¿Qué son los Presupuestos Generales del Estado (PGE)?

Son los presupuestos públicos en España. La ley más importante que un Gobierno de la nación debe promulgar anualmente y que condicionarán, en buena parte, la política que éste realizará a lo largo del año. Es la base, también, sobre la que se sustentará la economía. Son la prioridad de cualquier Ejecutivo. Entre los contenidos que incluye esta norma figuran los objetivos económicos que se pretenden alcanzar durante el ejercicio fiscal; los gastos e ingresos detallados de cada una de las entidades y empresas que forman parte del sector público y las políticas económicas que se llevarán a cabo para alcanzar los objetivos.

¿Qué Presupuestos rigen en la actualidad?

Las últimas cuentas públicas aprobadas en el Congreso de los Diputados son de 2018. Los conocidos como «presupuestos de Montoro». Corresponden a los que elaboró –y recabó el apoyo de la Cámara Baja– del anterior ministro de Hacienda del Gobierno popular de Mariano Rajoy. La imposibilidad de no aprobar las cuentas de Pedro Sánchez en 2019, tras no lograr el apoyo de ERC y PdCat, condujo a la repetición electoral y a la continuidad de las cuentas de los populares.

¿Qué ocurre si el Gobierno no logra los apoyos suficientes para aprobar los PGE?

En ese caso, se prorrogan de manera automática, según lo establece el artículo 134.4 de la Constitución Española, «Si la Ley de Presupuestos no se aprobara antes del primer día del ejercicio económico correspondiente, se considerarán automáticamente prorrogados los Presupuestos del ejercicio anterior hasta la aprobación de los nuevos». Conforme a la norma, el 27 de diciembre de 2019, el Consejo de Ministros prorrogó por tercer ejercicio consecutivo las mismas cuentas. Se convertía así en el más longevo de la historia democrática.

¿Qué plazo tiene Pedro Sánchez para presentar sus cuentas?

El objetivo es que el presupuesto esté aprobado antes del 31 de diciembre de cada año.

¿Cómo es su tramitación?

El Gobierno debe elaborar un borrador de las Cuentas Públicas. Cada ministerio redacta un informe que es remitido al ministerio de Hacienda, que en estos momentos dirige la también portavoz del Ejecutivo María Jesús Montero. Una vez elaborad el borrador y tras que haya sido aprobado por el Gobierno, éste deberá ser remitido al Congreso de los Diputados, donde los diferentes grupos parlamentarios que lo forman dispondrán de 15 días para presentar sus respectivas enmiendas.

Además, los partidos podrán solicitar comparecencias en comisión de los altos cargos de los ministerios para que den cuenta sobre las partidas de cada departamento. Será el gran momento para el Ejecutivo de coalición. Deberá negociar con los principales partidos cada punto con el objeto de que el texto no sea devuelto al seno del Ejecutivo, es decir, que no se presenten y aprueben enmiendas a la totalidad del borrador.

¿Quién defiende los Presupuestos en el Congreso?

La ministra de Hacienda defenderá en pleno las cuentas públicas. Si la mayoría simple de la Cámara no las respalda, éstas serán devueltas al Consejo de Ministros. Si superan este trámite parlamentario se puede decir que los PGE están en condiciones de avanzar en el Congreso, con el visto bueno de los grupos, es decir, con «más síes que noes». Una vez que en la Comisión de Presupuestos, las enmiendas de los grupos sean admitidas, cada ministerio defenderá sus propuestas y con la luz verde del Congreso el proyecto de los Presupuestos se enviará a la Cámara Alta. En el Senado también se podrán presentar enmiendas y podrán vetar las cuentas. Y aquí hay dos opciones: que el veto prospere en una sesión o que no lo haga. Si los vetos no salen adelante, los Presupuestos estarán aprobados y podrán ser publicados en el BOE. Sin embargo, si un veto sale adelante, las cuentas se devolverán al Congreso.

¿Con qué apoyos cuenta en la actualidad el Gobierno?

De momento no hay un borrador aprobado por el Consejo de Ministros, por lo que todavía es pronto para llegar a la aritmética, pero, a priori, el Gobierno solo cuenta con sus votos, es decir los del PSOE y los de Unidas Podemos; 155 diputados. Necesita al menos, el voto afirmativo de 21 diputados. Si logra los diez de Ciudadanos, sería suficiente con obtener el apoyo de los seis diputados del PNV y los otros cinco apoyos posibles podrían ser los de Más País, BNG, Compromís y el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte.