El CGPJ renueva de golpe las seis vacantes del Tribunal Supremo y obvia las “sugerencias” del Gobierno

Dos vocales próximos al PSOE los únicos que no votaron a favor. César Tolosa, María Luisa Segoviano y Jacobo Barja de Quiroga presidirán las salas de lo Contencioso-Administrativo, Social y Militar del Supremo

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha ratificado hoy por la vía de los hechos el acuerdo alcanzado ayer entre los representantes de los grupos “conservador” y “progresista” para renovar de golpe todas las vacantes existentes en el Tribunal Supremo. Las tres de la Sala Penal, encargada de investigar y juzgar a los aforados, se produce tras un año desde que fueron convocadas las mismas.

Los nuevos magistrados de la Sala de lo Penal del Supremo son Ángel Hurtado, Leopoldo Puente y Javier Hernández, quienes cubrirán las vacantes por jubilación de Luciano Varela, Alberto Jorge Barreiro y Francisco Monterde. Hurtado, Puente y Hernández lograron cada uno 19 de los 21 votos de los vocales. Los dos vocales que no apoyaron estos nombramientos votaron en blanco. Los vocales Álvaro Cuesta, quien fue diputado por el PSOE, y Concepción Sáez, considerada también muy próxima al mismo partido, fueron quienes optaron por la abstención, De esta forma, ninguno de estos tres candidatos ha tenido un solo voto en contra.

Primera magistrada presidente de Sala

Por su parte, César Tolosa ha sido nombrado ya nuevo presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, mientras que María Luisa Segoviano será la primera magistrada en presidir una sala del Alto Tribunal en los más de 200 años de historia de este tribunal, en concreto la Sala Civil, tal como informaba este diario en su edición de hoy, y Jacobo Borja de Quiroga presidirá la Aala de lo Militar. . Tolosa obtuvo 18 votos a favor, Segoviano, 19 y Barja de Quiroga, 19.

César Tolosa sustituirá en el cargo a Luis María Díez-Picazo, quien decidió no presentarse a la reelección tras un mandato un tanto convulso en algunos momentos. Segoviano, por su parte, relevará en la presidencia de la Sala Social a Jesús Gullón, quien dejó esa vacante tras su jubilación. Por su parte, Jacobo Barja de Quiroga relevará a Ángel Calderón, quien también cumplió la edad reglamentaria para pasar a la jubilación

De esta forma se confirma el pacto alcanzado ayer entre los vocales progresistas y conservadores para renovar todas las plazas vacantes del Alto Tribunal, tal y como informó LA RAZÓN. Así, el Consejo ha renovado de golpe todas las vacantes existentes en el Tribunal Supremo, haciendo caso omiso a las pretensiones del Gobierno de que esas vacantes fueran adjudicadas una vez se renovase el órgano de gobierno delos jueces y magistrados