María Luisa Segoviano, primera presidenta de Sala del Supremo en 200 años

Estará al frente de la Sala Civil, a la que también optaba la magistrada Lourdes Arastey

En los más de 200 años de historia del Supremo, nunca una mujer había sido nombrada presidenta de Sala. Hasta ahora, pues el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha nombrado a María Luisa Segoviano para hacerse cargo de la Sala Civil al ser apoyada por 19 de los 21 vocales.

La presencia femenina al frente de esta Sala del Alto Tribunal estaba asegurada, pues sólo había dos candidatas, ella y la magistrada, ella y Lourdes Arastey.

La elección de Segoviano supone también que, a partir de ahora, la Sala de Gobierno del alto tribunal contará con dos mujeres entre sus integrantes: la presidenta de la Sala Cuarta como miembro nato y la magistrada de la Sala Segunda Susana Polo García, que obtuvo un puesto en las últimas elecciones a este órgano, celebradas el 26 de noviembre de 2019.. A día de hoy, todavía son solo 16 las magistradas que trabajan en el Supremo, nueve de ellas, según un comunicado del CGPJ, nombradas desde 2013 por el actual Consejo, el que más mujeres ha designado para el alto tribunal.

La relación de la nueva presidenta de la Sala Cuarta con la jurisdicción laboral comenzó en 1974, antes de su ingreso en la Carrera Judicial. Tras aprobar la oposición como secretaria de Magistratura de Trabajo, ejerció como tal en Barcelona, Palencia y Valladolid desde 1974 hasta 1987.

Su primer destino como juez, tras ingresar en la judicatura en 1987, fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Bilbao. Dos años después, fue destinada al Juzgado de lo Social número 1 de Valladolid, donde permaneció hasta 1996, año en el que fue nombrada presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. María Luisa Segoviano ejerció dicho cargo hasta su nombramiento, en 2006, como magistrada de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo.

Desde el pasado mes de junio, como consecuencia de la jubilación de Jesús Gullón, ejercía como presidenta en funciones de la Sala Cuarta del alto tribunal.