Illa: “No es el momento de relajar medidas, vienen meses muy duros”

El ministro de Sanidad defiende el estado de alarma en el Congreso y advierte de que “tendremos unas fiestas distintas”

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, en Madrid, (España), a 29 de octubre de 2020. Esta sesión, marcada por el Estado de Alarma, Excepción y Sitio, se centra en la intervención del ministro de Sanidad, Salvador Illa, para defender el mantenimiento del estado de alarma con el fin de frenar los contagios de coronavirus durante la segunda oleada de la pandemia.EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha subido esta mañana a la tribuna del Congreso para defender, en nombre del Gobierno, el decreto del estado de alarma y la petición de una prórroga de seis meses. “Una herramienta constitucional para situaciones de emergencia y esta es una situación de emergencia”, ha sentenciado. Este “horizonte amplio” de medio año se defiende como un escenario estable para que las comunidades autónomas puedan activar o desactivar las medidas.

Unos “plazos pandémicos” que son por naturaleza “largos”, aunque que el presidente Pedro Sánchez ya ofreció ayer a los partidos de la oposición someter el estado de alarma a una “primera revisión” el próximo 9 de marzo, dentro de cuatro meses, y rendir cuentas cada dos meses en la Cámara Baja, para granjearse el apoyo de sus socios de investidura. Aunque el presidente no intervino hoy, sí estuvo presente durante la intervención del ministro.

Salvador Illa ha defendido la necesidad del estado de alarma porque estamos “en un escenario muy preocupante”, con tendencia ascendente en el número de contagios en las últimas tres semanas. Un riesgo alto, una alta transmisión del virus y con el sistema sanitario con una presión importante. “No es el momento de relajar medidas, vienen meses muy duros”, ha destacado el titular de Sanidad, que ha anticipado también un “invierno largo” y unas “fiestas distintas”.

Desde el Gobierno se agradeció a los partidos que han optado por una “oposición constructiva” y que avalarán la prórroga del estado de alarma y se emplazó al PP a ubicarse en este grupo o alinearse con la ultraderecha de Vox, que se opondrá a la medida. “El estado de alarma es una respuesta constitucional para una situación excepcional, que sirve para salvar vidas”, ha defendido Illa, apelando a que los populares superen la concepción negativa que tienen del mismo.

El Ejecutivo presume de haber respondido con “lealtad y compromiso” a la segunda ola e intentan colocar al PP con Vox solo una semana después de que los populares marcaran distancias con la formación de Abascal en la moción de censura. “Es el momento de la política adulta, dijeron", parafraseó Illa a Casado en ese debate y le invitó a “consolidar” esa posición.